|
25/08/2018

La Policía Nacional detuvo a tres personas en Motril acusadas de introducir en territorio nacional desde Marruecos a inmigrantes en patera, en el marco de una operación que desarticuló esta organización delictiva dedicada al tráfico de personas; entre ellos, está el cabecilla de la red para el que la autoridad judicial ordenó el ingreso en prisión.

Así lo indicó la Policía Nacional en una nota de prensa, en la que especificó que la organización delictiva contaba con una fuerte infraestructura en Marruecos y España, donde cada miembro desempeñaba funciones específicas, y estarían “implicados en el trafico de más de 70 personas que habrían llegado a las costas españolas en patera para su traslado final”.

Unos 15 de los migrantes estuvieron “retenidos en contra de su voluntad en dos pisos de la localidad de Motril por espacio de dos meses a la espera de que sus familiares respectivos pagaran unos 50.000 dírhams”, la moneda oficial de Marruecos.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de enero, cuando agentes de la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales de la Comisaría Provincial de Almería tuvieron conocimiento de que un ciudadano magrebí fue captado por un grupo de personas en Marruecos y “le habían ofrecido la posibilidad de venir a España en patera y que, una vez en España, le darían trabajo y alojamiento”.