• RESCATADOS. <i>Una de las pateras salvadas este verano en las costas andaluzas.</i>
    RESCATADOS. Una de las pateras salvadas este verano en las costas andaluzas.
|
27/08/2018

El rescate de otra patera con 44 personas a bordo en aguas del Estrecho eleva a 62 el número de inmigrantes que son rescatados frente a las costas andaluzas por efectivos de Salvamento Marítimo y del Servicio Marítimo de la Guardia Civil. Fuentes de Salvamento Marítimo informan a Europa Press de que la última embarcación rescatada fue localizada sobre las 14:15 horas en el Estrecho, y que han tenido conocimiento de su existencia después de que la Guardia Civil informara al Centro de Tarifa de que una patrullera había divisado una patera en la que viajaban 44 personas. Así las cosas, mientras la patrullera de la Benemérita escoltaba a la embarcación ilegal, hasta el lugar se ha desplazado la Salvamar Arcturus, que ha recogido a los inmigrantes, en su mayoría de origen subsahariano y que están siendo trasladados al Puerto de Algeciras. Este es el tercer rescate que se produce este domingo. El primero, ocurrido durante la madrugada, se saldó con el rescate de cuatro personas de origen magrebí cuando viajaban a bordo de una patera cerca de Castell de Ferro, en la provincia de Granada. Igualmente, otros 14 inmigrantes han sido rescatados a media mañana cuando navegaban en aguas del Estrecho de Gibraltar.

La Unidad Militar de Emergencias (UME) ya ha instalado el nuevo centro de atención temporal a extranjeros (CATE) ubicado en el puerto de Motril, en Granada, con capacidad para atender a alrededor de 250 personas, y que sustituye al anterior con capacidad para 80 personas, que también se encontraba en una dársena del puerto.

La UME finaliza el montaje del nuevo CATE en la tarde del sábado tras haber comenzado la instalación en la mañana del mismo día. Así pues, el centro, compuesto por tiendas de campaña, ya está habilitado y solo “falta que se instalen los equipos informáticos para se puedan realizar las labores de identificación de inmigrantes que son atendidos”, según han precisado a Europa Press fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Granada. En la zona permanecerán cinco militares en labores de mantenimiento de las tiendas de campaña, según han señalado las mismas fuentes consultadas, que también han explicado que el edificio donde se ubicaba el anterior CATE “se va a aprovechar para hacer obras de acondicionamiento”, y los plazos para que se recupere su uso de atención a inmigrantes en el futuro “dependerá de los procedimientos administrativos”. El delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, manifestó el viernes en Sevilla que las características del nuevo CATE “son muy parecidas a las del de San Roque (Cádiz), salvo que no hay un edificio físico que albergue todo el sistema para que las personas puedan dormir”.