• <span style="text-transform:uppercase">Delegación.</span><i> Foto de los compromisarios jiennenses, en la que no está José Enrique Fernández de Moya. </i>
    Delegación. Foto de los compromisarios jiennenses, en la que no está José Enrique Fernández de Moya.

Un 11,3% de los compromisarios andaluces llamados a elegir al nuevo líder del PP en el XIX Congreso Nacional Extraordinario son jiennenses. Es decir, la provincia aporta 59 votos a la delegación de Andalucía que, al estar formada por 519 representantes, es la más numerosa de todas las que asisten y, por lo tanto, decisiva en el cónclave. En la primera vuelta de las primarias, acudieron a las urnas 775 militantes jiennenses. Hubo 337 votos para María Dolores de Cospedal, 274 para Soraya Sáenz de Santamaría y 155 para Pablo Casado. El PP del mar de olivos, debido, en gran medida, a los resultados en la capital, votó al revés que en España, donde venció Sáenz de Santamaría y Casado fue el segundo. Este último tiene, eso sí, desde el principio, a uno de sus grandes apoyos en la capital, ya que el alcalde, Javier Márquez, compromisario nato, le brinda su voto abiertamente.

En el camino hacia el congreso que hoy decide en Madrid al sucesor de Mariano Rajoy, a los que están con Casado se sumó José Enrique Fernández de Moya, por lo que es de esperar que, entre sus acólitos con derecho a expresarse en las urnas, como el concejal Miguel Contreras y la exsubdelegada del Gobierno, Francisca Molina, la maniobra sea la misma. Lo mismo puede ocurrir entre los compromisarios como el diputado Javier Calvente y el senador Gabino Puche, que, en primera instancia, estuvieron con De Cospedal y que, en general, sean más los apoyos a Casado. Eso sí, no hay que menospreciar la fuerza de los afines a la corriente crítica jiennense, que ya mostraron su predilección por Soraya en la primera convocatoria electoral.