Las clases comienzan a llenarse el lunes con 129.425 alumnos
Las clases comienzan a llenarse el lunes con 129.425 alumnos

Ala vuelta del fin de semana, a algún niño se le escapará una lagrimilla, al llegar por primera vez al colegio y otros, tan panchos, se reencontrarán con sus amigos tras las vacaciones de verano; comenzarán las calles a llenarse en coches en doble fila y los policías tirarán de pulmones para regular, con su silbato, el tráfico en los pasos de cebra. Son algunas de las imágenes que dejará el inexorable comienzo escolar y que, una vez abiertas las guarderías, llega el próximo lunes, día 10, para el segundo ciclo de Educación Infantil y los seis cursos de Educación Primaria. Son 54.956 niños y niñas, repartidos por los 97 municipios jiennenses, a los que, a partir del próximo 17, hay que sumar el alumnado de Secundaria, Bachillerato, Formación Profesional, Educación Permanente y el resto de enseñanzas de régimen especial (idiomas y artes), a excepción del alumnado de Enseñanzas Artísticas Superiores, que lo hará el día 20. Todos juntos suman 129.425 habitantes del mar de olivos, lo que es lo mismo, en torno al 20% de la población total, a los que hay que sumar los que van a la guardería y los que estudian en la Universidad. La delegada de Educación, Yolanda Caballero, fue la encargada de desvelar los datos en una extensa rueda de prensa sobre el curso 2018/2019.

Abrirán sus puertas 604 centros de la provincia, atendidos por una plantilla de 10.143 docentes, 260 más que el curso pasado. Si se cruzan los datos de educadores y estudiantes de todas las edades, sale a relucir una de las pocas virtudes que tiene la bajada de natalidad. Y es que, como dijo la política: “Este aumento de plantilla, que se produce a pesar de que ha disminuido el alumnado, origina un beneficio en las ratios, haciendo que descienda el número de alumnado por clase, mejorando la atención educativa y dando, por lo tanto, un paso más hacia la calidad en la enseñanza”.

La delegada hizo hincapié en el compromiso por mejorar en la calidad de la enseñanza y desveló que vuelve a crecer el número de centros que se convierten en comunidades de aprendizaje. Este formato permite intervenir en el entorno, con cambios a mejor, como defendió, sobre todo, en zonas desfavorecidas. Además, se ponen en marcha tres programas específicos para luchar contra el abandono escolar temprano.

En cuanto al fomento de la creación de empleo, la Junta defendió la eficacia de la Formación Profesional y anunció la implantación de cinco ciclos nuevos “Obras de Interior, decoración y rehabilitación”, “Elaboración de productos alimentarios”, “Transporte y logística”, en modalidad bilingüe, “Desarrollo de aplicaciones web” en modalidad dual y bilingüe y “Desarrollo de aplicaciones multiplataforma”.