Actualizado
lunes, 12 noviembre 2018
09:25
h
URGENTE

Voces al unísono para luchar en contra del cáncer infantil

El Teatro Cervantes acoge el concierto de la Coral Andrés Segovia
  • música. La Coral Andrés Segovia sobre las tablas del Cervantes tras el concierto solidario.
    música. La Coral Andrés Segovia sobre las tablas del Cervantes tras el concierto solidario.

Las voces de la Coral Andrés Segovia se unieron, en el Teatro Cervantes, a la lucha contra el cáncer. Así, la formación musical ofreció su tradicional concierto en el que, en esta ocasión, lo recaudado se destinó a la Asociación Contra las Enfermedades de la Sangre (ALES).

El coro compartió escenario con un invitado de excepción, el pianista Víctor Nájera, que, habitualmente, colabora con la agrupación. El virtuoso del piano, que lleva más de dos décadas dedicándose a la música y una como director de orquesta, retomó su faceta como solista y ofreció un repertorio enmarcado en el siglo XX, un recital donde se repasaron las mejores obras de compositores de la talla del estadounidense Gershwin o el francés Debussy. Realizó una ejecución brillante, a tenor del largo y efusivo aplauso del respetable.

Por su parte, la Coral Andrés Segovia, la más antigua de la ciudad, sorprendió al público con su colocación sobre las tablas del Cervantes, complementaria al piano, poniendo de manifiesto el protagonismo compartido en una noche para la beneficencia. La composición que articuló el concierto fue “Madrigales Amatorios”, obra del maestro lucentino Antonio Villa Álvarez de Sotomayor, un padre de la cultura que dejó su impronta en Linares, ya que es el autor de “Misa del Campo Andaluz”, que se interpreta en la ciudad cada Domingo de Pentecostés con motivo de la tradicional misa del voto. La obra, que consta de ocho números alternos entre piano solista y coro, recorre las diferentes etapas del amor. Ignacio Serrano, sobrino de Antonio Villa y expresidente de la Coral Lucentina fue el encargado de presentar la composición.

ESTRENO. La Coral Andrés Segovia contó con nuevas incorporaciones, que han pasado recientemente a formar parte de la plantilla. Por ello, el concierto sirvió para dar a conocer al público las nuevas voces de la formación linarense. Además, desde la agrupación anuncian que, en los próximos días, se abrirá el plazo de admisión para incluir más voces masculinas en el coro.

“Madrigales Amatorios”, obra que vertebró el espectáculo de la coral, únicamente ha sido interpretada por la formación de Lucena, Córdoba. Por lo que el Coro Andrés Segovia se convierte en la segunda en hacerlo. Para culminar el recital, la coral aprovechó unas fechas tan señaladas para felicitar la Navidad a los asistentes con un repertorio de villancicos clásicos que el público acogió con un cálido aplauso final. Se trató de un concierto que se ha convertido en toda una tradición en la ciudad, y que goza de una gran acogida por parte del público, que se congregó en el Teatro Cervantes para, a la vez que disfrutar de las voces de la Coral Andrés Segovia y las melodías del piano de Víctor Nájera, contribuir con una buena causa, ya que parte de lo recaudado se destinó a la Asociación Contra las Enfermedades de la Sangre (ALES), un remitente habitual de las actividades benéficas organizadas desde el coro.