Actualizado
sábado, 18 noviembre 2017
15:31
h
URGENTE

Viñetas para que los niños vivan la historia de Cástulo

El proyecto persigue el aprendizaje a través de juegos e ilustraciones
  • ARTE PLÁSTICO. Uno de los dibujos que ilustran las páginas de la obra del linarense José Manzanares.
    ARTE PLÁSTICO. Uno de los dibujos que ilustran las páginas de la obra del linarense José Manzanares.

Los niños son el futuro, por lo que considero esencial que conozcan la historia de Cástulo, ya que quien mejor que ellos para transmitirla a sus hijos”. De esta manera, José Manzanares, artista linarense, define el objetivo principal del proyecto que desarrolla para fomentar el estudio de la historia de Cástulo, así como de la vida de Aníbal e Himilce, dos protagonistas de las raíces linarenses.

La iniciativa consta de un cuento infantil, con un total de 28 páginas, donde se resume, en palabras de Manzanares, “la vida efímera de Himilce”. Además, el linarense también trabajó en una novela gráfica que, con su introducción, nudo y desenlace, relata la historia de Cástulo a través de 70 páginas repletas de viñetas e ilustraciones donde las letras aparecen solo en forma de bocadillos y cuadros de texto.

Por otro lado, el paquete incluye un juego de mesa para, según el promotor de la iniciativa, que “tanto niños como adultos aprendan la historia de Cástulo y Linares a través del juego”, que incluye 200 preguntas que versan sobre Aníbal e Himilce. A través de estas cuestiones “se juega a la vez que se aprende”, ya que “asimilas fechas y recuerdas nombres”.

El principal atractivo del juego de mesa es, a parte de su dinámica sencilla, la posibilidad de “conquistar y avanzar encarnando a una de las cuatro tribus que se incluyen”, a elegir entre romanos, cartaginenses, celtas o íberos. Manzanares contempla la posibilidad de que el juego “se incorpore a los centros educativos” para organizar concursos y que “los niños compitan por ver quién sabe más sobre Cástulo”. En definitiva, una forma divertida de aprender, algo que el artista plástico considera “importante para que las raíces de la ciudad pervivan en el tiempo”.

CHINA. Desde el año 2012, Manzanares vive a caballo entre Linares y Shangay, país donde promovió el proyecto a través de WeChat y otras redes sociales chinas. A raíz de la gran difusión de la iniciativa, el pintor cuenta que dos empresarios del país, Xu Cheng y Cao Jinyong, naturales de la ciudad de Nantong, visitarán Linares, según espera, a finales de noviembre, para conocer el yacimiento arqueológico de Cástulo, ya que “tienen gran interés en adquirir el proyecto para venderlo”.

Dentro de las aspiraciones de Manzanares se encuentra la idea de crear una exposición itinerante en tres dimensiones sobre Aníbal e Himilce, que recorrería las principales zonas que visitaron. De esta manera, la muestra pasaría por el sur de Andalucía y por lo que hoy en día es Cartagena, Italia o Túnez.

El promotor del proyecto asegura que “no ha recibido el apoyo esperado por parte de las instituciones públicas y de la ciudadanía”, por lo que creó una plataforma de “crowfunding” para costear los gastos en la que, según cuenta, ha recaudado aproximadamente “1.400 euros de los casi 15.000 que necesita”.

Una aventura agridulce con un final de ensueño
idcon=13035091;order=9

La trayectoria profesional de José Manzanares es bastante extensa, aunque el episodio más reseñable ocurrió cuando una galería de Barcelona lo seleccionó para darle la oportunidad de viajar a China y exponer su arte. “Me fui a la aventura, ya que ni siquiera sabía inglés”, narra Manzanares, que finalmente consiguió llegar a su destino, Shangay. En aquel lugar pintó cerca de 80 cuadros en un periodo de dos meses. La obra de este artista linarense gustó tanto que le ofrecieron organizar una muestra de arte con sus cuadros en una galería de Shangay, donde lo vendió todo. Finalmente, firmó un contrato de tres años y, desde entonces, su vida se divide entre Linares y el país asiático, donde conoció a la que hoy es su mujer, que lo ayudó mucho en todo lo relacionado con el proyecto de Cástulo y su difusión en las redes sociales chinas.