Actualizado
miércoles, 26 abril 2017
20:52
h
URGENTE

Vecinos reclaman seguridad en la carretera de Arrayanes

Peticiones para instalar bandas sonoras o un paso elevado en la transitada vía
  • ACCIDENTE. Vehículo volcado en plena Carretera de Arrayanes.
    ACCIDENTE. Vehículo volcado en plena Carretera de Arrayanes.

A raíz del accidente de tráfico ocurrido, la semana pasada, en la Carretera de Arrayanes —que se saldó con el vuelco de un turismo, la conductora del mismo herida de levedad y un bebé de pocos meses ileso— se generó un intenso debate en redes sociales sobre la necesidad de contar con más medidas de seguridad en la referida vía urbana linarense.

Esta calle es, junto con su paralela, la carretera de Pozo Ancho, una importante arteria de comunicación entre la zona de confluencia de la Fuente del Pisar con la barriada de Arrayanes, una de las más pobladas de la ciudad. Por ello, y debido a su longitud y situación, residentes de la misma consideran que se deberían instalar dispositivos que permitan reducir la velocidad de los vehículos que circulan por ella.

Si bien es cierto que el accidente del vuelco no se produjo, aparentemente, por un exceso de velocidad, sino a causa de un fuerte volantazo como fruto de un presunto despiste de la conductora del coche siniestrado, vecinos de la Carretera de Arrayanes aprovecharon esta tesitura para mostrar sus opiniones al respecto de que el tráfico rodado circule en mejores condiciones de seguridad y no se vean afectados ni los conductores ni los peatones.

“Este no es el único accidente que ha ocurrido en este tramo de carretera. El verano pasado, otra chica tuvo un fuerte impacto con otro coche; hace un par de años, una moto frenó contra la fachada de mi casa y ya han atropellado varias veces a niños, aunque siempre ha quedado todo en un susto. ¿Tenemos que esperar a que ocurra una desgracia para ponerle una solución?”, se cuestiona Ana Padilla, una de las vecinas afectadas de la zona.

Esta residente confesó vivir con el “miedo” de que algún otro vehículo de mayor envergadura acabe estampándose contra su vivienda por circular a gran velocidad, puesto que se trata de “un tramo donde cruzan niños, personas mayores y enfermas y apenas hay visibilidad”. “Hace varios años se recogieron firmas solicitando un paso elevado que obligue a los vehículos a reducir la velocidad en este tramo y lo único que nos hemos encontrado es que hacen caso omiso a nuestras súplicas”, agregó la joven. Otros residentes apoyaron las palabras de esta vecina y agregaron que al problema de la velocidad se suma la circunstancia de que vehículos de mayor tonelaje, como las furgonetas, suelen aparcar en doble fila y obstaculizan el tránsito, de tal manera que esta práctica supone un riesgo importante para la fluidez del tráfico.

Así, con el fin de visibilizar la preocupación vecinal, se propuso el inicio de una recogida de firmas en la conocida plataforma Change.org para instar al Ayuntamiento a que instale bandas sonoras o construya un paso elevado en la vía. Sobre este asunto, desde el área de Obras y Servicios se indicó a este periódico que, en próximas fechas, se mantendrán encuentros con vecinos y técnicos municipales para analizar la situación y contemplar la viabilidad de las medidas planteadas en la zona.