Actualizado
lunes, 19 noviembre 2018
11:35
h
URGENTE

Una meta simbólica para la visibilización del párkinson

Niños y mayores participan en una carrera popular en la ciudad
  • EN COMÚN. Un grupo de menores se dispone a participar en la carrera organizada para sensibilizar sobre la enfermedad de Parkinson y sus consecuencias.
    EN COMÚN. Un grupo de menores se dispone a participar en la carrera organizada para sensibilizar sobre la enfermedad de Parkinson y sus consecuencias.

Cientos de piernas cruzaron la ciudad de este a oeste con un mismo objetivo, llegar a la meta de la visibilización de los afectados de párkinson y sus familiares. Este fue el principal objetivo de una carrera que removió conciencias en la ciudad, ya que contó con un altísimo grado de participación. Los corredores formaron parte de una carrera cuya finalidad no era llegar primero a la meta, sino que la competición estaba en dar voz a los afectados por esta enfermedad, ya que “Run for Parkinson” no es una carrera convencional, tal y como expresó la responsable de la Asociación Provincial de Parkinson, Sacramento Expósito. En esta misma línea, se trata de una cita que aúna conciencia y deporte, y que está a punto de consolidarse en la ciudad.

La carrera tuvo dos modalidades de recorrido. Por un lado, cuando el reloj marcó las 12:00 horas, se dio el pistoletazo de salida a los que hicieron el trayecto corriendo. Los inscritos salieron desde el Paseo de Linarejos y atravesaron de una punta a otra la ciudad, pues llegaron hasta las inmediaciones del polígono industrial Los Jarales, donde dieron la vuelta para volver sobre sus pasos. Mientras tanto, en el Paseo de Linarejos, epicentro de la actividad, un grupo de personas se divertían haciendo ejercicio mientras bailaban.

Más tarde, los más pequeños fueron los protagonistas de una carrera desde la Fuente de la Constitución hasta la meta, situada a pocos metros. “Run for Parkinson” también contemplaba otra modalidad de recorrido para aquellos que prefieran no correr. Los que lo desearon salieron también de las inmediaciones de este lugar emblemático de la ciudad hacia la Plaza del Ayuntamiento. Se trató de un trayecto más tranquilo donde los participantes andaban o paseaban a sus mascotas, en bicicleta o sobre monopatín. Dio igual la forma, ya que el único objetivo era concienciar a la población sobre los afectados por la dolencia y la situación de sus familiares.

Se trata de una cita con el deporte y la salud que va camino de consolidarse como una actividad de referencia en la ciudad de Linares, ya que, según Expósito, durante el año 2016 participaron casi mil personas, un dato que bajó drásticamente en la pasada edición, donde solo participaron quinientas, algo que la responsable achaca a las pésimas condiciones meteorológicas de aquel año. Aunque, visto el nivel de participación de este año, las cifras se han superado con creces, algo que indica tanto la solidaridad de los linarenses como el buen hacer de la Asociación Provincial de Parkinson, que con este empuje de la ciudadanía podrás mantener su apuesta por las terapias paliativas.

La inscripción consistió en un donativo de cinco euros, con los que, a cambio, la asociación entregó un dorsal y una camiseta con el símbolo del colectivo a cada participante en esta “carrera de conciencias”. Por su parte, la Asociación local de Promoción Social 28 de Febrero participó activamente en la organización de la competición y de todas las actividades que giraron en torno al deporte y a la visibilización en el Paseo de Linarejos. Además, la Policía Local hizo los pertinentes cortes al tráfico durante el desarrollo del recorrido. La seguridad se vio reforzada, además, por miembros de Protección Civil, así como los profesionales sanitarios que se desplazaron a la zona. Sin embargo, todo transcurrió sin inconvenientes y quienes desearon participar disfrutaron de un día en el que el deporte y la concienciación sobre la dolencia fueron absolutos protagonistas.

La solidaridad adquiere la forma de un colgante en “El Rincón de Ágata”

La Asociación Provincial de Parkinson continúa su estrecha colaboración con “El Rincón de Ágata”, un comercio local que se dedica a la venta de bisutería, complementos y prendas para mujer, entre otros elementos. En este sentido, la tienda lanzó una línea de colgantes exclusivos con tulipanes rojos —el símbolo de la enfermedad— con la finalidad de que parte de lo recaudado con las ventas de este collar vayan para la Asociación Provincial de Parkinson. En este sentido, cabe destacar la sintonía que se desprende de esta acción entre el comercio local y el tejido asociativo de Linares, ya que iniciativas como esta fomenta tanto la visibilización como la creación de conciencias en torno a los afectados por la enfermedad y sus familiares, algo que está entre los objetivos de una asociación que, con todas estas ideas, puede permitirse seguir adelante con sus terapias para sus pacientes. Además, “El Rincón de Ágata” ha habilitado un espacio en sus escaparates para dar aún más visibilidad a la labor de una asociación que, con actividades como esta y la de la carrera solidaria, fomenta la unión de la ciudadanía hacia una misma finalidad, ser conscientes de la delicada situación que atraviesan los afectados por este mal.