Actualizado
jueves, 20 septiembre 2018
13:38
h
URGENTE

Un día de convivencia, unión y fe

La Hermandad de Antiguos Caballeros y Damas celebra su primer año de vida
  • CON FERVOR. Miembros de la hermandad elevan al cielo la imagen del Cristo de la Buena Muerte durante la jornada festiva.
    CON FERVOR. Miembros de la hermandad elevan al cielo la imagen del Cristo de la Buena Muerte durante la jornada festiva.

Convivencia y buen estar para festejar el primer año de vida de la Hermandad de Antiguos Caballeros y Damas de Linares y el resto de la comarca. Un día que, a buen seguro, permanecerá en el recuerdo de los miembros de esta asociación, que agradecen a todos los que gustaron acompañarlos en la celebración de un día de gran importancia para el colectivo. De esta manera, tanto amigos como simpatizantes, familia y distintas autoridades se unieron al grupo para disfrutar de una “magnífica” jornada donde la convivencia fue absoluta protagonista. En esta línea, desde la hermandad hacen extensivo su agradecimiento hacia otras agrupaciones participantes, como la de Navas de Tolosa, cuyos miembros no se perdieron el aniversario del colectivo local.

Como en cualquier celebración que se precie, no faltaron los aires de devoción. En este caso, hacia el Cristo de la Buena Muerte, en honor del que celebraron una misa con extrema solemnidad. Además, miembros de la Hermandad de Antiguos Caballeros y Damas de Linares portaron la imagen del Santo sobre sus manos, con los brazos completamente extendidos hacia el cielo. Se trató, al final, de un instante donde los asistentes comprobaron, de primera mano, la fe que este grupo derrocha por el Cristo de la Buena Muerte. Con solemnidad y las voces unidas, los “caballeros” rindieron un especial homenaje a una imagen que hace crecer en ellos un sentimiento la mar de especial. En la cita no faltó el amor por España y la legión. La hermandad preparó una jornada donde se pusieron de relevancia valores tales como la disciplina, lealtad, entrega y gran gallardía.

No faltó tampoco la comida de convivencia. Los componentes del colectivo, como anfitriones de excepción, prepararon un arroz que, seguro, dejó con las ganas de repetir a más de uno. Así, se trató de un día, además de para poner de manifiesto los valores que, para el colectivo, son importantes en la sociedad, para convivir y hacer más fuertes los lazos que unen a los amigos y simpatizantes que están vinculados a la hermandad. Risas, charlas, misa, solemnidad, y hasta procesión incluida, fueron el cierre perfecto a la celebración del primer aniversario del grupo, que espera cumplir muchos años más con la unión que los define.

EXPECTATIVAS DE FUTURO EN LA COMARCA

La Hermandad de Antiguos Caballeros y Damas de Linares acaba de cumplir su primer año. Aún así, miran al futuro con ganas de seguir con su actividad en favor de los valores que creen justos para la sociedad. Así, con fe y devoción por el Cristo de la Buena Muerte, el colectivo agradece a los que lo hicieron posible.