Actualizado
sábado, 16 diciembre 2017
22:11
h
URGENTE

Un debate sobre el estado de la ciudad “con pocas soluciones”

Crispación y monotonía son protagonistas de una singular sesión
Ver comentarios
|
19/05/2017
  • INTERVENCIONES. La Corporación Municipal celebra el debate sobre el estado de la ciudad.
    INTERVENCIONES. La Corporación Municipal celebra el debate sobre el estado de la ciudad.

El debate sobre el estado de la ciudad celebrado en el salón de plenos del Ayuntamiento de Linares dejó una atmósfera de crispación y monotonía tanto en el Gobierno municipal, como en la oposición, al igual que en el público asistente.

Y es que si de algo sirvió la sesión ordinaria, pese a su formato singular en los últimos diez años, fue para dejar claro los problemas que tiene el municipio y la sociedad linarense y que a nadie sorprenden ya.

Durante la apertura de la sesión, tanto el alcalde, Juan Fernández, como el teniente, Luis Moya, hicieron balance de los últimos 18 años de Gobierno, en los que la deuda del Ayuntamiento ha pasado de estar por encima de los 31 millones de euros, a encontrarse por debajo de los 14 millones. “Esta ha sido nuestra hoja de ruta y nuestro producto final: una política fiscal a la baja, una búsqueda de nuevas vías de financiación, un aumento del patrimonio y el descenso de la deuda”, destacó Moya.

La mañana continuó con el repaso al trabajo realizado, en los últimos años, por cada una de las concejalías. En Medio Ambiente, Joaquín Robles señaló: “En los últimos 15 años se duplicaron las plantaciones de árboles en Linares. Además de la creación de grandes instalaciones de zonas verdes, como el Parque de Cantarranas, de 123.000 metros cuadrados, o el Parque del Pisar, con 87.000 metros cuadrado”. La concejal de juventud, Francisca Díez, destacó a Linares como un referente andaluz en la cultura urbana. “Pero el principal objetivo de esta Concejalía es generar valores en los jóvenes y, en este año, lo estamos consiguiendo, a través de la industria audiovisual con el Certamen Escolar de Cortometrajes para la Concienciación de la Violencia de Género y el Programa de Freno ante las drogas”, enumeró.

Desde Fomento, Pilar Parra recordó que la historia de Linares estuvo marcada por ciclos económicos. “Este equipo de Gobierno asume la obligación de abrir una apuesta al futuro, sabiendo que nadie va a solucionar nuestros problemas y que hay que generar nuevas ideas que alimenten un proyecto próspero”, apuntó. Al llegar el turno de los diferentes grupos opositores, todos coincidieron en destacar la terrible situación por la que pasa Linares. Señalaron el paro y el éxodo juvenil prolongado como los principales problemas de la ciudad.

La líder del Partido Popular, Ángeles Isac, ensalzó el trabajo que realizó su grupo durante el gobierno en minoría entre los años 1995 y 1999. Los populares incluyeron quince propuestas entre las que destacan instar a la Junta a que ejecute los presupuestos, agilizar los trámites burocráticos y las licencias de empresas y crear un Plan Integral de Comercio.

Desde Izquierda Unida, Selina Robles, sugirió la “elaboración de un nuevo Plan contra la Violencia de Género, la creación de una Escuela de Igualdad y la moratoria en las calles para que los nombres que se otorguen sean de mujeres”.

Salvador Hervás, de Ciudadanos, exigió al Gobierno socialista que salga de la “zona de confort” en la que se instaló. “En estos años el paro en España ha bajado más de tres puntos, mientras que en Linares ha subido un punto. Sin embargo, a pesar de la situación, nada ha cambiado en esta ciudad y es responsabilidad del equipo de Gobierno”, denunció.

Desde Cilus, Javier Bris, hizo mella en el éxodo de talento joven: “Se marchan a enriquecer a otras ciudades al no encontrar oportunidades aquí. Linares es ejemplo de falta de futuro y de miseria y necesita medidas que favorezcan la natalidad”.

El alcalde, Juan Fernández, se molesta ante la falta de propuestas

Tras las intervenciones de cada uno de los grupos opositores al Gobierno socialista, el alcalde de Linares, Juan Fernández, tomó la palabra para mostrarse molesto ante la exposición de los problemas de la ciudad. “He escuchado datos negativos y problemas de los que todos somos conscientes, y los ciudadanos también. Sabemos que se está produciendo un éxodo juvenil, conocemos las cifras de paro de Linares. No he oído ni una sola aportación que no hubiera escuchado en anteriores plenos”, aseguró el alcalde.

En su turno de palabra, Fernández señaló que la oposición no había puesto sobre la mesa ninguna solución real para acabar con estas inquietudes: “No escucho a nadie decir cómo se genera empleo. Cómo podemos hacerlo, dónde hay que hacerlo, con cuánto dinero hay que hacerlo”. Fernández quiso explicar la situación a la que ha llegado Linares remontándose a los últimos diez años: “Esta ciudad ha sufrido una crisis endógena, propia, causada por ser tremendamente monodependientes de la industria que tenía lugar en Santana. Esa crisis sufrida a partir de su cierre nos machacó. Cuando se quería diversificar la economía linarense, apareció la crisis que tanto afectó a España”, concluyó.