Actualizado
lunes, 19 noviembre 2018
23:33
h
URGENTE

Suciedad, insectos y ratas en cinco bloques de “Arrayanes”

Los vecinos denuncian las pésimas condiciones en las que viven

Nidos de ratas, roturas en el techo provocadas por su peso, agujeros en los sifones de los cuartos de baño, con cubiertas de madera, hechas por los vecinos del barrio, en las alcantarillas de las calles y un gran atranque que provoca, por un lado, la salida de malos olores y, por otro, la proliferación de insectos, como las cucarachas, y roedores”. De esta forma describe Joaquín Pérez Vela, vecino de “Arrayanes”, el mal acondicionamiento de las conocidas popularmente como cinco torres, que provoca una pésima situación donde reina la insalubridad para los, según declaraciones de Pérez, “36 pisos que conforman cada bloque”, lo que suma un total de 180 familias que se ven afectadas por unas condiciones más que nefastas para su salud.

“Mi abuela vive en el primer piso y necesita una máquina de oxígeno para respirar. Al abrir la ventana entra un hedor muy desagradable, por lo que no se puede ventilar”, dice el afectado con resignación sobre una tesitura que los hace convivir con “muchísima peste, ya que está todo atrancado e incluso caen gotas del techo” al interior de las viviendas. De hecho, relata que a otro vecino se le “levantan las baldosas del salón”.

“Llevamos así casi desde el mes de septiembre con el tema de las ratas”, comenta Pérez, que subraya que en las torres, además, “viven niños y personas de avanzada edad. “En un bloque puede haber cerca de 40 menores. Hay muchas familias que viven aquí. Además, muy cerca hay una guardería”, lamenta con algo de indignación. “Esta zona está muy abandonada. Es una parte en la que falla el acondicionamiento. Algunos barrenderos se esmeran un poco en la limpieza, pero otros ni eso”, dice un vecino que no duda en recalcar: “En Arrayanes pagamos nuestros impuestos como en cualquier barrio de la ciudad, pero no vivimos en las mismas condiciones higiénicas”.

Cabe destacar el alcantarillado, algo “muy desagradable”, pues, en sus palabras, “se ve cómo flota todo, es asqueroso”. “El hecho de que las ratas hayan roído los sifones hace que el agua, cuando te lavas las manos o tiras de la cisterna, caiga directamente a la calle”, se resigna Pérez, que destaca los “apaños” que hacen entre algunos vecinos para, en cierto modo, paliar la situación.

“Hemos redactado un total de 28 solicitudes, que se mandaron tanto a la Junta de Andalucía como al Ayuntamiento, y ni tan siquiera nos han contestado, no nos hacen caso”, afirma fruto de la desesperación. “Es cierto que acudieron dos empleados de Urbaser, echaron dos bolsas de veneno a las arquetas de las cinco torres y ya está”, una medida que no “ha paliado la grave problemática de insectos y ratas”. “No han limpiado, desinfectado, ni nada”, asume Pérez que, ante la “falta de respuesta” por parte de las administraciones con competencias en el asunto, un grupo de vecinos se movilizó para solucionar sus propios problemas. “Cada uno se gastó lo que pudo. Hay otros que hicieron chapuzas, ya que hay que tener en cuenta que la mayor parte de los que viven en los bloques de ‘Arrayanes’ son parados o personas jubiladas”, asegura uno de los afectados por la situación, que supone una “pésima calidad de vida”.

En definitiva, se trata de un grave problema que afecta tanto a la salud como al bienestar de cerca de dos centenares de familias. A pesar de esto, lo que más preocupa a Joaquín Pérez es la presencia de niños, que, según su propio testimonio, son 40 por edificio —de un total de cinco— que crecen en una pésima tesitura junto a la presencia de cucarachas, roedores y otros insectos.

El Partido Popular registra un escrito para adoptar medidas con inmediatez

Los concejales del Partido Popular (PP) registraron, hace una semana, un escrito para darle una solución “inmediata” a este problema y que se analice en la próxima comisión de Salud y Consumo “con urgencia”. Así lo indica Ángela Hidalgo, concejal de la formación política. “Creemos que es una situación que no puede esperar al pleno, lo pedimos hace días y, por el momento, no hemos tenido respuesta del Ayuntamiento”, afirma la edil popular. Por su parte, el responsable del área de Salud y Consumo, Rafael Sampedro, asegura que “sí tiene constancia” del documento registrado por el grupo popular y afirma: “Sobre ese tema se celebró una reunión con los vecinos y fueron atendidos por el Servicio Municipal de Salud, que actuó a través de Linaqua”, asevera Sampedro sobre una intervención que “se licitó hace tiempo”. “Sé que la empresa de servicios fue allí porque se trata de las tuberías de conducción”, comenta el concejal socialista acerca de un problema “responsabilidad de Linaqua”. Los problemas de la zona exterior, que es donde existe competencia municipal, están provocados principalmente por “la desaparición de las cubiertas del alcantarillado”. “Se reponen y vuelven a desaparecer”, concluye el edil