Actualizado
martes, 20 noviembre 2018
14:14
h
URGENTE

Sentimiento, arte y derechos sobre el escenario del teatro

La Asociación “28 de Febrero” celebra una gran gala de Andalucía

El sentimiento y la lucha de los andaluces por la ansiada autonomía cumple 38 años, y qué mejor manera de celebrarlo que con una espectacular gala, que llenó las más de 500 localidades del Teatro Cervantes, y cuya apertura corrió a cargo de Alfredo Márquez, reconocido docente natal de la Ciudad de las Minas y, en la actualidad, director del Instituto Santa Engracia. El acto, organizado por la Asociación de Promoción Social 28 de febrero, sirvió como foro para la reivindicación de la seña de identidad andaluza que, en palabras de Márquez, no es otra cosa que la “perfecta comunión del pueblo con los sindicatos, partidos políticos y asociaciones culturales”, una sinergia con la que se “logró conquistar el máximo nivel de autonomía sin esperar 5 años, tal y como marcaba la Constitución Española entonces. Además, venciendo todas las dificultades que el Gobierno central impuso a Andalucía”.

En este sentido, el docente, un enamorado de la obra de Miguel Hernández, poeta adoptivo de la provincia de Jaén, hizo un llamamiento a no perder nunca esta seña de identidad, pues es necesaria para “seguir acercándonos a la media española y europea en lo que se refiere a las cifras de paro, bienestar o inversión en educación”. Todo esto lo hizo a través de los versos de un poeta linarense, Domingo Faíz de García.

Además de para la reivindicación de derechos, las tablas del Teatro Cervantes sirvieron para desplegar el arte andaluz “made in Linares” más característico de la mano del rapsoda Rafael García Alises, que hizo un recital de poemas al que acompañaron las voces de los flamencos Marcos Leiva, Antonio Padilla y Salvador Fernández, así como las cuerdas de la guitarra del virtuoso Pedro Moreno.

La danza flamenca es uno de los talentos más arraigados en la cultura de Andalucía, si no que se lo digan a Ángel Solana, director del “Ballet de Linares”, y a Marcos Cruz que, junto a su equipo de bailarinas, taconearon sobre el escenario al son de las notas de las cantaoras Nazaret Martos, Juana Carmona y Alba Martos que, con la percusión de Antonio Molina y la guitarra de Pedro Montesinos, dejaron boquiabiertos al más de medio millar de personas que asistieron al Teatro Cervantes para disfrutar de la ya tradicional Gala de Andalucía, que se enmarca en el gran catálogo de actividades culturales elaborado por la Asociación de Promoción Social 28 de febrero, que no es la primera vez que celebra un acto parecido para conmemorar la festividad de Andalucía. En esta línea, Alfredo Márquez declara que su colaboración con el colectivo viene de atrás, pues contaron con él en algunas ocasiones. La última, para dar una conferencia en el seno de su asociación acerca de la construcción de la autonomía de la región andaluza.

Así, Márquez incide en el especial sentido de celebrar una gala para reivindicar los derechos de los andaluces y echar la vista atrás para analizar lo que se consiguió hace 38 años. “Teniendo en cuenta los diferenciales de carácter económico, social y cultural de la media española con la andaluza, tiene mucho sentido que escuchemos hoy el himno, ‘Andaluces levantaos’”, concluyó.