Actualizado
domingo, 16 diciembre 2018
13:39
h
URGENTE

“Santa María” espera en 2016 su declaración como basílica menor

El informe está en la Conferencia Episcopal Española
  • proyecto. Vista del templo parroquial de Santa María la Mayor.
    proyecto. Vista del templo parroquial de Santa María la Mayor.

Estamos a la espera de que durante 2016 la iglesia de Santa María la Mayor consiga la declaración como basílica menor y sea un año bonito”. Ese es el anhelo de la comunidad religiosa del templo, según explicó su párroco, Sebastián Pedregosa. Después de la redacción de un riguroso informe, con documentación histórica, litúrgica y pastoral exhaustiva para conocer la situación de la parroquia, cómo funciona y reconocer que tiene una categoría especial que hicieron llegar a la Diócesis de Jaén, hace aproximadamente un mes, se remitió a la Conferencia Episcopal Española, junto con la petición oficial. Precisamente, es ahí donde se pueden producir los mayores retrasos e, incluso, no se descarta que soliciten la modificación del expediente en alguna de las cuestiones que estimen oportunas.

Una vez que cuente con el visto bueno, tanto si hay que hacer cambios como si no, pasará a la Congregación para el Culto Divino, en Roma, que es la que da la aprobación definitiva para que se considere una basílica menor. “Por el momento desconocemos los tiempos, pero lo que sí tengo claro es que estamos en buenas manos, y que han acogido la propuesta con sumo gusto. Pero ya las decisiones, los trámites burocráticos y demás, pues estamos a la espera de todas las cuestiones que indiquen y digan”, manifestó al respecto de los plazos.

Propuesta

a favor . Entre las bazas importantes con las que cuenta el templo está el hecho de que en él se bautizaron el santo Pedro Poveda y el beato Manuel Lozano Garrido, “Lolo”. También se ha recuperado, totalmente, la capilla del Sagrario y existe una exposición diaria del Santísimo, con lo que, según explicó el párroco, Sebastián Pedregosa, hace unos meses, se puede nombrar el espacio, a su vez, como santuario eucarístico.

historia. Levantado entre los siglos XIII y XIV sobre la planta de una antigua mezquita, se trata de un edificio de estilo gótico que, en la época renacentista, fue reconvertido, en la parte del crucero, por el reconocido arquitecto Andrés de Vandelvira. La torre octogonal del templo y la puerta meridional, la de San Pedro, son del siglo XVII. Es uno de los inmuebles más representativos y un verdadero referente de la ciudad, ubicado en la parte superior de la Plaza del Ayuntamiento, al inicio del casco antiguo.