Actualizado
martes, 20 noviembre 2018
13:42
h
URGENTE

Rechazan dotar partidas con el reintegro de la Diputación

El alcalde asegura que antes hay que pagar las facturas de la luz
|
11/05/2018
  • MUY REÑIDO. El salón de plenos del Ayuntamiento de Linares, en el antiguo edificio de la Estación de Madrid.
    MUY REÑIDO. El salón de plenos del Ayuntamiento de Linares, en el antiguo edificio de la Estación de Madrid.

La Corporación Municipal dice “no” a la moción presentada por el Partido Socialista en la que se solicitaba el “incremento de una serie de partidas por distintas áreas municipales, como Cultura o Festejos”. En este sentido, y durante la lectura de la propuesta plenaria, el concejal Luis Moya aseguró: “Estas partidas quedaron a la espera de recibir el premio de cobranza de la Diputación Provincial sobre la gestión de los impuestos municipales”. Así, la minoración asciende a una cantidad de más de 258.000 euros que, según explicó Moya, corresponde a un “42% de disminución” que irá a parar a las arcas del Ayuntamiento.

La totalidad de los partidos políticos se opusieron a esta moción y, en su mayoría, coincidieron en que ese no era el procedimiento para pedir el incremento de algunas partidas presupuestarias. Así lo expresó, por ejemplo, la concejal popular Ángela Hidalgo o incluso el propio alcalde, Juan Fernández, que añadió: “Parte de la Corporación Municipal no conoce el informe de intervención, por lo que no pienso someter esto a votación en el pleno hasta que no lo tengan en su poder”.

Por otro lado, el regidor municipal puso de relieve cuestiones más importantes donde “poner” ese dinero. “Esto es el cuento de la lechera y la cántara viene rota. Ese dinero se lo llevan las facturas pendientes de Endesa, porque lo primero que hay que pagar en una casa es la luz y el agua”, dijo con vehemencia Fernández acerca de una moción que, insistió, no sometería a votación en el seno de la sesión plenaria.

En contraposición, propuso llevar el debate a la comisión de Hacienda. “Con los pies en el suelo y en el foro adecuado se verá. Cuando los demás miembros de esta Corporación tengan el informe se podrán manifestar. Creo que estoy diciendo algo objetivo, racional y de sentido común”, señaló el dirigente municipal, al mismo tiempo que hizo hincapié en que asuntos de esta “ordenación” no pueden ir a pleno.

Por su parte, el primer teniente de alcalde, en la misma línea de Juan Fernández, hizo hincapié en el problema existente con el pago de las facturas de la luz. “Nos la han cortado en la Escuela Taller y en la nave de Urbaser. Hemos tenido que adelantar el pago de 301.000 euros a Endesa, que se le debían desde 2015”, lamentó Robles ante el resto de concejales de los distintos partidos.

“No soy concejal de Hacienda ni economista, pero me gusta cumplir mi palabra, señor Moya”, apuntó. La luz, por otro lado, ya ha regresado a estos edificios, según Robles, gracias a ese adelanto, pero “Endesa ha amenazado con nuevos cortes”.

Lo que Luis Moya pretendía con esta moción es, en concreto, destinar parte del dinero al mantenimiento del Teatro Cervantes, a un aumento en la calidad de la programación cultural, así como al arrendamiento de carpas de feria y ampliación de los servicios que se ofrecen en ella, como por ejemplo con una ludoteca. “En el Área de Juventud también se solicitan dos partidas nuevas, una referente al campo arqueológico y otra para la dotación de mobiliario de la nueva Casa de la Juventud”, aseguró el concejal socialista durante su primera intervención al mismo tiempo que recalcó: “Es el último paso para su apertura definitiva”. En este sentido, el área municipal de Deportes también pidió una partida de 97.000 euros para afrontar mejoras en el Campo de Linarejos. Aún así, los partidos no vieron a bien el procedimiento y se tumbó la propuesta, que se verá en Comisión de Hacienda.

Polémica por el “proyecto o creación” de una residencia para discapacitados

El Partido Popular llevó a la sesión plenaria la propuesta de “creación de una residencia para personas con capacidades diferentes en Linares”. Una propuesta que, en cuestión de fondo, chocó con Izquierda Unida y, por su forma, con los socialistas.

Así, la portavoz municipal de la coalición, Selina Robles, argumentó su postura a favor de la moción como “declaración de intenciones”, aunque anunció su voto en contra por algunas razones. “En materia de Política Social ustedes destinan poco dinero. Prefieren gastarlo, por ejemplo, en rescatar bancos”, dijo Robles dirigiéndose a la bancada popular. Por su parte, la concejal de Bienestar Social, Paqui Díez, pidió el turno de palabra para aclarar, por un lado, que ya existe un proyecto de la Asociación Integradora de Personas con Discapacidad (Ainper) para la creación de una residencia de estas características. Además, ofreció una serie de datos con los que puso de relieve que Linares “no necesita” esta infraestructura. “Los centros que tenemos tienen plazas vacantes. Puedo asegurar que en la ciudad, una persona con discapacidad tiene servicios desde que nace hasta que muere”, aseguró Díez sobre una moción que se redactará de nuevo a gusto de todos.