Actualizado
sábado, 18 noviembre 2017
11:09
h
URGENTE

Más de 120 policías acaban su formación en La Enira

La subdelegada destaca la importante labor que realizan los agentes
Ver comentarios
|
20/05/2017

El Cuerpo Nacional de Policía celebró la clausura del trigésimo Curso de Especialización para Unidades de Intervención Policial del Centro de Prácticas Operativas del poblado de La Enira en Linares. La ceremonia tuvo lugar en el Centro de Deportes San José. Hasta allí se trasladaron 124 alumnos que se licenciaron ante la atenta mirada de familiares emocionados e importantes personalidades del Gobierno y mandos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Entre los presentes se encontraron representando al Ayuntamiento de Linares la concejal de Juventud, Paqui Díez; el teniente de alcalde, Luis Moya, y el alcalde de Linares, Juan Fernández. El acto fue presidido por la subdelegada del Gobierno en Jaén, Francisca Molina.

“Este acto de clausura es el punto final de un curso del que creo que todos podemos congratularnos, tanto la dirección del centro de la Enira, como el profesorado, del mismo modo que los alumnos que se licencian hoy. Este es un curso de gran rigor y de gran importancia para actuaciones policiales en unas determinadas circunstancias que sirven para garantizar tanto el bienestar social, como el orden público”, aseguró la subdelegada de Gobierno. Las instalaciones del poblado de La Enira constituyen un centro de referencia en el territorio nacional, que además comparte vínculos con otros países. Durante el año pasado, la ocupación superó los 5.000 alumnos, que interiorizaron una formación específica y primordial para la asimilación y el mantenimiento de las técnicas con las que debe contar el Cuerpo Nacional de Policía. Muchas de estas actividades se practican en situaciones límite o muy comprometidas. La propia Francisca Molina reconoció las labores que se realizan en el Centro de Prácticas Operativas: “Año tras año se trabaja en la línea que debe seguir el Cuerpo Nacional de Policía para garantizar el mantenimiento de la seguridad ciudadana en defensa de la legalidad vigente y la protección del ejercicio de los derechos y libertades de todos los españoles”, aseguró.

Molina tampoco quiso guardarse elogios hacia aquellos agentes que ya ejercen una profesión que ha calificado de vocacional. “La labor diaria que desempeña la Policía Nacional se basa en estar al lado de los ciudadanos para ofrecerles la máxima seguridad. Los agentes mantienen una lucha permanente contra la delincuencia, la violencia de género, la explotación de inmigrantes o el tráfico de drogas; pero el Cuerpo también se ha modernizado y está preparado para combatir nuevos problemas como el terrorismo, el crimen organizado, la trata de seres humanos y los abusos en internet o redes sociales” explicó Molina. Tras el discurso de las autoridades, los 124 nuevos Policías Nacionales recogieron su particular diploma y realizaron la tradicional “lanzada de gorras al aire” para poner fin a la celebración.

criminalidad

en descenso . La subdelegada de Gobierno señaló que las cifras de criminalidad se mantienen un año más en límites muy bajos, y que continúan a menos. “Es algo que hay que destacar, especialmente, cuando venimos de pasar tiempos complicados. No tengo ninguna duda de que estos datos son el resultado del buen hacer, el trabajo y el esfuerzo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”, agradeció.