Actualizado
viernes, 16 noviembre 2018
16:43
h
URGENTE

Los socialistas defienden las “garantías” del expediente

El partido da un paso al frente y desmiente las palabras de Juan Fernández
Ver comentarios
|
01/07/2018
  • UNIDOS. La nueva Ejecutiva local del Partido Socialista tras el nombramiento de Daniel Campos como secretario general.
    UNIDOS. La nueva Ejecutiva local del Partido Socialista tras el nombramiento de Daniel Campos como secretario general.

El Partido Socialista “rechaza de pleno” las declaraciones que realizó el alcalde, Juan Fernández, y el exmilitante, Juan Sánchez, acerca de los “errores de procedimiento” cometidos en el expediente incoado por la agrupación. Unas palabras que, en realidad, no salieron de boca de Fernández, sino de la abogada que asesora a ambos en el proceso, Rocío Garrido. De este modo, desde el PSOE se escudan en que tanto Sánchez como Fernández están en situación de “suspensión” por parte del Comité Ejecutivo Federal por, según señalan desde la formación, “presuntas faltas muy graves que están tipificadas en los estatutos”.

Sobre todo, y aquí el partido hace especial hincapié, en las referidas a las “posibles irregularidades en los fondos del PSOE de Linares”. En este sentido, y ante las declaraciones de la representante legal de Fernández y Sánchez, la agrupación asegura que el expediente “aún está en curso”. Además, en nota de prensa declinan hace declaración alguna con respecto al tema hasta que dicho expediente finalice. Así, y en la misma línea de desmentir la versión de Garrido, los socialistas inciden en la idea de que el proceso a través del que se abrió dicho expediente fue “garantista”. “Se cumplieron todos los procesos estatutarios, siendo la instrucción absolutamente objetiva”, reza el escrito emitido por el PSOE.

A este respecto, Garrido declaró que la instructora del expediente, Isabel Ergueta, fue “recusada”. ¿La razón? Según la abogada, “no puede existir relación de enemistad entre la instrucción y el expedientado”. Algo que, tal y como explicó, se da de manera “manifiesta” en este caso. Por eso, los socialistas salen al paso para desmentir las acusaciones, por lo que califican la instrucción de “objetiva”. “Somos una Ejecutiva que se dedica a trabajar, con carácter constructivo y no vamos a entrar en descalificaciones”, dicen en la nota.

De vuelta al procedimiento en contra del dirigente, la formación anuncia su respuesta cuando se de una resolución definitiva al caso. “Es tiempo de pensar en trabajar por la ciudad, y eso es lo que hacemos por y para Linares”, concluyen, a la vez que ponen de manifiesto que serán ellos mismos los que den a conocer la resolución final del expediente a toda la ciudadanía. Por otra parte, Sánchez y Fernández, a través de su representante legal, manifestaron el “atropello procedimental” cometido por la agrupación en lo referente a la incoación de expediente contra ambos, por el momento y de forma cautelar, exmilitantes del PSOE. En este sentido, el regidor aprovechó, además, para poner de relieve todos los “incumplimientos” del partido con la ciudad, tanto por parte de la Diputación como de la Junta. Así, puso el dedo acusador sobre Pilar Parra, vicepresidenta “primero” de la Administración provincial. Un juego de palabras del que hace uso el alcalde para referirse a que Parra pone “por delante su cargo en la Diputación que el de concejal en el Ayuntamiento de Linares”. Se trata de una guerra a la que, visto lo visto, le quedan varios capitulos para acabar.