Actualizado
viernes, 16 noviembre 2018
21:54
h
URGENTE

Los concejales cumplen sus amenazas y dejan su puesto

El Partido Socialista expulsa a Robles y al alcalde del Grupo municipal
  • CONTRA EL ALCALDE. Los concejales Rafael Sampedro, Paqui Díez, Luis Moya, Pilar Parra, Macarena García y Joaquín Gómez Mena, en rueda de prensa.
    CONTRA EL ALCALDE. Los concejales Rafael Sampedro, Paqui Díez, Luis Moya, Pilar Parra, Macarena García y Joaquín Gómez Mena, en rueda de prensa.

Coherencia y sentido común”. Esto es lo que ha provocado que los concejales del Partido Socialista (PSOE) salten del barco municipal que aún capitanea el alcalde, Juan Fernández. Asimismo, registraron en el Ayuntamiento el “abandono de sus delegaciones”, que pasan, todas ellas, a ser competencia exclusiva del regidor. De esta manera, cumplen la amenaza que profirieron a Fernández, al que, en un primer momento, instaron a dimitir y, si no lo hacía, ellos cejarían de sus funciones municipales. “Entendemos que la Alcaldía es del PSOE, por lo que es el partido que debería gobernar la ciudad”, puntualizó el exconcejal Luis Moya.

En este sentido, todos y cada uno de los ediles que tenían competencias las han dejado, excepto Pilar Parra y el propio Moya, a los que ya se encargó el alcalde de arrebatárselas, según dijo, por “falta de confianza”. “Esperamos que los ciudadanos que nos dieron su voto nos puedan comprender”, argumentó el también ex primer teniente de alcalde.

A este respecto, el viaje que hicieron los concejales al Ayuntamiento para hacer efectivo el abandono de sus delegaciones no fue en balde. Ya que estaban allí, aprovecharon para presentar los documentos por los cuáles se procede a la expulsión, tanto de Fernández como de su mano derecha, el concejal Joaquín Robles, del Grupo municipal socialista. “Cuando hay una manzana podrida en la cesta, hay que quitarla”, señaló Pilar Parra, a la vez que hizo hincapié en la misma idea expuesta por Moya. “Consideramos que fuimos los concejales quienes nombramos alcalde a Juan Fernández, fuimos los costaleros que lo aupamos”, afirmó.

De esta forma, todos coincidieron en calificar como “muy dura” la decisión de abandonar las delegaciones municipales de las que eran responsables. No obstante, es algo que tenían que hacer, según Parra, por la existencia de “un complot permanente y zancadillas hacia su trabajo”.

A parte de esto, los concejales asumen los fallos que pudieron cometer con el todavía alcalde. “El pecado que cometió el partido fue decirle a Juan Fernández que estaba muerto políticamente”, dijo Parra, que, además, sacó a la luz una serie de datos que desarman el discurso del alcalde. “Desde que él es secretario general del PSOE y candidato a la Alcaldía, el partido ha perdido 5.500 votos y casi 700 militantes”, aseguró la exconcejal, sobre unas cifras que chocan de pleno con lo que siempre defiende el regidor, que se considera valedor de las grandes victorias que “él le ha dado al partido”.

Para los concejales socialistas está muy claro lo que ocurre y cómo será el devenir de los hechos. “Juan Fernández quiere morir matando”, subrayó Parra, a la vez que hizo hincapié: “Él es muy dado a buscar culpables y es fácil. Levanta muros y rompe interlocuciones con administraciones tales como la Diputación Provincial, la Junta de Andalucía y el Gobierno de España”. Al hilo de esto, Parra informó de una reunión que mantuvo el partido con la nueva subdelegada del Gobierno en Jaén, Catalina Madueño, y que no fue en un sentido distinto que en el de “tender puentes” entre administraciones.

Por todo esto, la también vicepresidenta primera de la Diputación, no duda en calificar a Fernández como una “criaturica dañina”. Además, puso de manifiesto que el Partido Socialista “lucha sin cuartel” contra la corrupción “cueste lo que cueste”. “El precio que está pagando el partido en Linares es bastante alto”, concluyó Pilar Parra, acerca de una guerra que, dada la postura de ambas partes, no ha hecho más que empezar.

La moción de censura contra el alcalde tiene el equipo de Gobierno “en blanco”

Como si de la manzana de Eva se tratase. Una dulce tentación para que los partidos políticos con representación municipal se vuelvan a pensar si apoyar o no la moción de censura contra el alcalde, ya que la mayoría de ellos rechazaron darle el bastón de mando a un candidato del Partido Socialista. “La moción de censura tiene como candidata a Macarena García, pero tanto la hoja de ruta como el equipo de Gobierno están en blanco”, dijo Pilar Parra, con lo que abre una puerta a un posible periodo de negociación para cosechar los apoyos que no tienen. Asimismo, a través del diálogo es posible que concejales de otros partidos aspiren a dirigir delegaciones en el Gobierno municipal. “Les pido que reflexionen. Lo que nosotros hemos expulsado del partido no lo queremos en la Alcaldía”, afirmó. De este modo, la concejal pone de relieve que “en una mano traen el problema, pero en otra la solución”. “Todo eso tendrá que verlo el partido, no cerramos la puerta a la negociación”, subrayó Parra, al mismo tiempo que puso de manifiesto las dos orillas de concejales que se verán a partir de ahora, “los que apoyan la corrupción, y los que no”. Así, el grupo de concejales esperan conseguir los apoyos necesarios para echar al alcalde.