Actualizado
domingo, 18 noviembre 2018
22:47
h
URGENTE

“Linares de Boda” suscita el interés de los futuros novios

La organización cifra en 250 el número de parejas en la feria
Ver comentarios

Llegar y besar el santo. Esto es lo que consiguió “Linares de Boda”. La primera edición de la feria sectorial, celebrada en las amplias instalaciones de Salones Benidorm, atrajeron el interés de numeroso público. Según fuentes de la organización, la convocatoria se cerró con la presencia en el recinto de 250 parejas acreditadas.

El promotor de la iniciativa, Pedro Luis Álvarez, de Viajes Carrefour, califica de “fenomenal” la asistencia y la cantidad de contactos registrados en los expositores. La convocatoria contó con veinticuatro estands, que ofrecieron productos y servicios muy variados para atender la amplia gama de necesidades de quienes se preparan para contraer matrimonio. Por ejemplo, podían contratarse o adquirirse equipos de sonorización, animación, reportajes fotográficos y de vídeos, catering, vestidos de novia y trajes de novio, lencería, calzado e invitaciones, entre otros muchos aspectos relacionados con los enlaces. Los más exigentes tenían a su disposición limusinas o coches de caballos.

Para facilitar la presencia de visitantes se optó por un lugar muy accesible y con facilidad para estacionar. La feria sectorial se amenizó con música en vivo.

“Están todos muy contentos”, afirmó Álvarez en referencia a los empresarios que instalaron expositores en el recinto. Igualmente, subrayó la satisfacción del público, procedente de Linares y otros municipios, por el amplio repertorio disponible en el mismo sitio. El amplio horario, comprendido entre las diez y media de la mañana y las ocho de la tarde, incentivó las visitas, a pesar de que la convocatoria nupcial se condensó en una sola jornada. Los buenos datos hacen que Pedro Luis Álvarez se muestre convencido de que “Linares de Boda” tendrá continuidad. Incluso se plantea que en próximas ediciones la propuesta crezca en superficie de exposición.

El responsable señala que el nupcial es un sector económico que tiende a recuperarse con fuerza después de unos años de dificultad marcados por la crisis económica. “La actividad se recupera y las parejas vuelven a casarse”, expresa, optimista, el organizador de la feria.

Álvarez también se refirió a los cambios que se producen, desde hace unos años, en el negocio relacionado con los enlaces. Al respecto, especifica que los contrayentes son cada vez más previsores y planifican con tiempo suficiente hasta el más mínimo detalle de la ceremonia de todo lo que se mueve alrededor. “Esto supone un éxito, ya que, con tal anticipación consiguen ofertas y descuentos considerables, además de que es más fácil que todo salga a pedir de boca”, concluye. Su idea es consolidar la feria linarense del sector y convertirla en un verdadero referente provincial.