Actualizado
sábado, 22 septiembre 2018
13:37
h
URGENTE

La policía grita “alto y claro” en contra de las agresiones

Los últimos episodios vividos en la ciudad provocaron la protesta
  • EN LA COMISARÍA. Miembros de la asociación Jusapol, ciudadanos y representantes políticos locales rechazan las agresiones a los agentes de la autoridad.
    EN LA COMISARÍA. Miembros de la asociación Jusapol, ciudadanos y representantes políticos locales rechazan las agresiones a los agentes de la autoridad.

La ciudadanía está “en pie de guerra” contra las agresiones a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Así se demostró en una concentración a las puertas de la Comisaría de Policía Nacional, donde los presentes denunciaron los últimos episodios de agresión a agentes de la autoridad, tanto a nivel nacional como en Linares. Los casos en la ciudad ascienden a tres en los últimos meses.

Además, el colectivo que se congregó aprovechó para pedir la equiparación salarial entre los diferentes Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Borja Rodríguez, miembro de Jusapol, asociación responsable de la concentración, subrayó: “Queremos expresar nuestra repulsa a las agresiones que sufrimos en el ejercicio de nuestras responsabilidades”. Asimismo, puso de relieve otro tipo de agresiones, en sus palabras, económicas. “Seguimos con esa reivindicación, pero en este caso rechazamos las que sufren nuestros compañeros en la frontera y nosotros en las calles de Linares”, puntualizó.

A este respecto, considera que la justicia “va lenta” y que la problemática de las agresiones es más rápida. Por este motivo, el miembro de Jusapol incidió: “Queremos que se tomen medidas rápido. La justicia actúa pero va despacio y el crimen va más rápido. Son muchos los que están sufriendo las agresiones en sus propias carnes, ya que hay compañeros con costillas rotas o contusiones en la cabeza”. En concreto, y centrándose en los últimos casos acontecidos en Linares, ve como posible solución un incremento de la plantilla. “Pedimos que las autoridades judiciales se pongan de nuestra parte y hagamos valer el principio de autoridad, que se nos respete en nuestro puesto de trabajo”, apuntó.

APOYO Político. Ciudadanos (Cs) y Podemos mostraron su respaldo a la concentración convocada por Jusapol para rechazar los episodios de agresión que sufren las autoridades tanto en Linares como a nivel nacional. El líder de la formación naranja, Salvador Hervás, hizo hincapié en la “necesidad” de apoyar al colectivo. “Pedimos a las administraciones que no se encierren en sus despachos y que oigan a los profesionales para evitar este tipo de agresiones”, indicó Hervás, que puso en valor la labor de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad. “Son los profesionales que corren en sentido contrario cuando nosotros estamos en peligro, por lo que hay que evitar este problema”, aseguró. Además, la secretaria general de Podemos, Inmaculada López, mostró el apoyo de la formación que representa y señaló directamente a los problemas que, según ella, provocan esta situación. “Todo es consecuencia de los recortes que ha mantenido el Gobierno del Partido Popular y su alianza con Ciudadanos. No se han convocado oposiciones con el número de plazas suficiente tanto para Policía como para Guardia Civil y tampoco se han ocupado las plazas de los que se fueron a segunda reserva o se jubilaron”, enumeró López como las principales causas del problema actual, que no es otro que la “escasez de agentes”. Además, la líder local de Podemos manifestó: “También se da un abandono de las instalaciones. Además, los equipamientos de los que disponen, como coches y motos, están envejecidos”.

De esta forma, Jusapol convocó una concentración a la que se sumaron decenas de personas para protestar por los últimos casos de violencia contra los agentes de la autoridad que se viven tanto en España como en la ciudad, que, desde abril, ascienden a un total de tres.

Los Alicantinos, la venta de droga en un local de ocio y el caso de El Cerro

Linares se convirtió en el escenario, desde abril, de un total de tres episodios de violencia contra los agentes de la autoridad. El primero y más sonado de ellos es el de la paliza que recibieron en la Estación Linares-Baeza, donde una patrulla iba a realizar un control rutinario. Entonces, fueron acorralados por dos vehículos y comenzó la batalla campal en la que miembros del clan de Los Alicantinos la emprendieron a golpes contra los policías. Unos meses más tarde, tres agentes, que fueron alertados por la presunta venta de droga en un local de ocio, se personaron de paisano para comprobar la veracidad de los hechos. Cuando descubrieron a los cinco jóvenes con las manos en la masa y se identificaron como agentes de Policía Nacional, los chicos les agredieron en las inmediaciones de la Calle Cervantes. Finalmente, consiguieron arrestar a todos y el juez decretó prisión para dos de ellos y el destierro para los otros tres. El último caso se dio en El Cerro, donde dos agentes de Policía Local hacían un control contra la venta de droga cuando observaron a una persona que, tras tirar lo que parecía una bolsita a un matorral, echó a correr. Cuando lo alcanzaron, el hombre les propinó un puñetazo, pero fue reducido por los policías.