Actualizado
viernes, 21 septiembre 2018
13:47
h
URGENTE

La oposición no logra frenar el “descontrol” en el presupuesto

La mayoría simple sirve al PSOE para aprobar la cuenta general del año 2016
  • LUZ VERDE. El pleno extraordinario dice “sí “ a la aprobación de la Cuenta General de 2016.
    LUZ VERDE. El pleno extraordinario dice “sí “ a la aprobación de la Cuenta General de 2016.

El Partido Popular ve cómo su gozo acaba en el fondo del pozo. El grupo líder de la oposición municipal no consigue “tumbar” la cuenta general de 2016 del equipo de Gobierno, a pesar de calificarla como un completo “despilfarro”. Así, al Partido Socialista le valió su mayoría simple para poder aprobar unos presupuestos que, según la edil popular, Ángela Hidalgo, son un claro reflejo del “descontrol” al que el PSOE conduce a Linares. A esta firma negativa se unió Izquierda Unida, que también votó contra la aprobación de las cuentas, que no convencieron tampoco a Ciudadanos (Cs), que prefirió abstenerse. De este modo, los diez concejales socialistas, incluido el alcalde, Juan Fernández, alzaron la mano, de forma unánime, para dar luz verde al presupuesto.

El pleno extraordinario, que se celebró en la sala de comisiones de la calle Hernán Cortés, no estuvo exento de polémica y debate, sobre todo entre el exconcejal de Hacienda, Luis Moya, y la edil del Partido Popular, Ángela Hidalgo, que acusó al primero de ser el responsable del “despilfarro” en los presupuestos del Ayuntamiento. En este sentido, Hidalgo expuso las siete “poderosas” razones por las que su agrupación se postula en contra de la cuenta general de 2016. Entre ellas, cabe destacar la “cantidad millonaria a la que hay que hacer frente por sentencias condenatorias”, tales como la de la expropiación de los terrenos del Parque Cantarranas, así como la “falta de ejecución presupuestaria o las deficiencias en algunos servicios municipales”. Algo que, para Hidalgo, es del todo “incomprensible” para una ciudad como Linares. Todos estos argumentos no sirvieron para convencer al resto de fuerzas políticas que, a excepción de Izquierda Unida, no se opusieron a la aprobación de unas cuentas que, para los populares, no estaban del todo claras.

TODOS A UNA. A pesar de los fuertes vientos de crisis que azotan a un Partido Socialista enfrentado abiertamente a su propio alcalde, no se produjeron fisuras a la hora de votar a favor de la aprobación de la cuenta general 2016. El dirigente, al igual que el primer teniente de alcalde, Joaquín Robles, y las concejales Carmen Domínguez y Mabel Selfa, que en alguna ocasión quebrantaron la disciplina de voto para desmarcarse de sus compañeros socialistas, dieron su aprobación a los presupuestos. Así, con la mayoría simple del Partido Socialista al frente del control del Ayuntamiento, la oposición no consiguió su principal objetivo, desaprobar las cuentas del año 2016. El Partido Popular considera que son muchos los motivos que hay para votar en contra de las cuentas. En esta misma línea, Hidalgo apuntó que, coincidiendo “casualmente” con la destitución de Luis Moya como concejal responsable de Hacienda, se “encontraron una retahíla de facturas de luz y telefonía impagadas”. En definitiva, un paquete de acusaciones que de nada sirvieron, pues la cuenta general de 2016 se aprobó a pesar de contar con el voto desfavorable del Partido Popular, que cuenta con seis concejales, y de Izquierda Unida, con una. Los socialistas logran su objetivo y aprueban los presupuestos sin más.

El Partido Popular y sus “mentiras” salen a relucir
idcon=13386040;order=11

Luis Moya, exconcejal de Hacienda, acusa al Partido Popular de “mentir” deliberadamente. Algo que, según su opinión, quedó de manifiesto en el pleno, donde la concejal Ángela Hidalgo se “retractó de algunas de sus afirmaciones”. “Si hubiera preguntado a Intervención, muchas de las aseveraciones que hizo no las habría pronunciado”, aseguró Moya acerca de unas palabras, las de Hidalgo, que no hacen otra cosa que “tirar la gestión económica del Ayuntamiento”. “Esto les beneficia políticamente a ellos, pero no a la imagen del Ayuntamiento”, aseguró el exconcejal responsable de Hacienda, que puso en valor la gestión económica de las arcas municipales. “Los datos se ven claros, mejoraron mucho en los últimos años a pesar de la crisis que sufrimos”, señaló Moya, al mismo tiempo que habló, a modo de ejemplo, de otros ayuntamientos como el de la capital de la provincia. “El de Jaén aumentó su deuda, mientras que el de Linares bajó la suya”, especificó. En este sentido, habló de imprevistos como los pagos de las sentencias condenatorias. “Se hará frente a estas cosas sobrevenidas”, apuntó.

DEMASIADAS RAZONES PARA DECIR QUE NO

oposición. El Partido Popular tiene siete “poderosas” razones para postularse en contra de las cuentas del Ayuntamiento. Entre ellas, la “falta de ejecución presupuestaria, algo incomprensible para una ciudad como Linares”. Al menos así lo dejó claro la concejal popular, Ángela Hidalgo, que apuntó directamente al exconcejal de Hacienda, Luis Moya, como responsable del “despilfarro” de dinero.