Actualizado
lunes, 24 septiembre 2018
20:54
h
URGENTE

La meta de la maratón está cada vez más cerca

Cines Bowling acoge la proyección de los cuatro cortos participantes, tras la que se decidirá el ganador
  • SILENCIO, SE RUEDA. Uno de los equipos participantes graba el cortometraje en el recinto de la Estación de Madrid.
    SILENCIO, SE RUEDA. Uno de los equipos participantes graba el cortometraje en el recinto de la Estación de Madrid.

Tres, dos, uno... ¡Acción! Los jóvenes ocupan la ciudad, cámara en mano, para rodar el mejor cortometraje del verano. La maratón fílmica, organizada por la Concejalía de Juventud, llega a su fin hoy con la proyección de los trabajos definitivos en los Cines Bowling a partir de las 20:00 horas. Se trató de una semana intensa en la que los jóvenes participantes recibieron las nociones básicas sobre grabación de manos de los profesionales de Menos es Más Producciones. De esta forma, y en tan solo siete días, recibieron un curso intensivo acerca de cómo elaborar un guion, grabar las tomas, montarlas y editar los cortometrajes, que se pueden ver en las salas de cine.

Esta actividad se enmarca en la programación que prepara la Concejalía de Juventud para el periodo estival. “Verano Joven” pretende ofrecer una serie de talleres para este colectivo y lograr que salgan de la rutina y se encuentren de lleno con una mezcla de cultura y diversión. Entre otras, se celebraron la “Zombie experience”, las sesiones de cine de verano o las próxima fiesta de la espuma en el campo municipal de Linarejos.

En cuanto a la maratón fílmica, que termina hoy, los jóvenes utilizaron diferentes emplazamientos de Linares para rodar las mejores escenas y hacerse con la victoria del concurso. Por ejemplo, uno de los grupos desarrolló una idea “original y fresca”: Una serie de jóvenes linarenses se reencontraban en la ciudad tras años sin verse. Así, en el corto relatan cómo fue la despedida de cada uno de ellos y cómo se vuelven a encontrar años más tarde. María Villar, una de las integrantes del equipo, cuenta que una de las tomas más difícil de rodar fue la que transcurre en la estación de tren de Linares-Baeza. “Nos hemos trasladado hasta allí para grabar un tren en movimiento”, afirma. Además, señala que, en el cortometraje, cada uno de los amigos que tuvieron que separarse van a contar en primera persona su historia a través de “flashbacks”. Asimismo, pone de relevancia la dificultad de algunas tomas. “Hemos grabado una en el edificio de la antigua Estación de Madrid en la que Adrián, otro de los integrantes del equipo, cogió a su hermano pequeño para representar su marcha de Linares”, afirma.

De esta forma, se trata de una iniciativa en la que cuatro equipos compiten por hacer el mejor cortometraje del verano, que se decide hoy tras la proyección de todos ellos a partir de las 20:00 horas.