Actualizado
domingo, 23 septiembre 2018
12:54
h
URGENTE

La hemeroteca le juega una mala pasada al exconcejal Luis Moya

El exedil criticó la crisis del Partido Popular y subrayó: “Si ellos maltratan a los suyos, ¿qué no harán con los ajenos?”
  • DONDE DIJE DIGO, digo diego. El exconcejal y ex primer teniente de alcalde, Luis Moya Conde.
    DONDE DIJE DIGO, digo diego. El exconcejal y ex primer teniente de alcalde, Luis Moya Conde.

Las palabras se las lleva el viento o, al menos, eso dice un refrán popular. Aún así, en los tiempos que corren, por desgracia para unos y por suerte para otros, todo se queda grabado en sitios que van más allá de la propia retina. Las palabras que en el pasado dijo el exconcejal Luis Moya le pasan hoy factura gracias a un vídeo que corre como la pólvora en internet.

Las redes sociales se encargan de recordarle al también ex primer teniente de alcalde sus palabras. En el vídeo, con una duración de apenas 17 segundos, Moya dice: “¿Qué podemos esperar de un grupo —en referencia al Partido Popular (PP)— que empezó con ocho concejales, va por seis, y que no sabemos dónde va a terminar?”. Las declaraciones, con fecha de junio del año pasado, chirrían tras la crisis en el Partido Socialista (PSOE), al que hoy también se le podrían aplicar esas palabras. No obstante, el exconcejal, en su crítica a los populares, continúa: “Cuando uno maltrata a los suyos, ¿qué podemos esperar que haga con aquellos que somos ajenos?”.

Estas expresiones provocan hoy los chistes en las redes, ya que tras la expulsión del alcalde, Juan Fernández, del que era su partido, el abandono de los concejales de sus delegaciones, la dimisión de Carmen Domínguez y la expulsión de otro concejal, Joaquín Robles, del Grupo municipal socialista, la formación pasó de tener un total de 10 concejales a quedarse con 7.

Fuera de lo anecdótico de que salgan a la luz estas declaraciones de Moya criticando la debacle en el Partido Popular, la crisis dentro del socialismo sigue estancada, sin progreso ni retorno. Asimismo, la situación continúa siendo incierta.

SIN APOYOS. Los partidos de la Corporación municipal no dan el visto bueno a la moción para echar al alcalde propuesta por el que era su partido. Si bien es cierto que todos anunciaron su negativa más que rotunda a apoyar lo que algunos, como Ciudadanos (Cs), consideran un “circo socialista”, el paso de los días no ha provocado que ninguno cambie de opinión, por lo que, lo más seguro, es que la propuesta se quede donde está, registrada ante notario, en un cajón, y sin esperanza alguna de que llegue siquiera a las puertas del Ayuntamiento. Aún así, el PSOE ya ofreció participar a los grupos políticos del Gobierno que resultara tras arrebatarle el bastón de mando al alcalde. Sin embargo, parece que ni con esta tentación, consiguieron convencer a ninguno de los demás partidos.

Juan Fernández, por su parte, hizo lo propio. Rechazando de pleno, visto está, la propuesta para que dimita formulada tanto desde el Partido Socialista como desde Izquierda Unida (IU), también ha pedido colaboración al resto de los grupos que forman la Corporación municipal, e incluso les ofreció las delegaciones “huérfanas” tras la espantada socialista con el fin de “garantizar la gobernabilidad” en el Ayuntamiento. La coalición fue la única que se posicionó contra ambos bandos. Así, ni cogerán las delegaciones si se las ofrecen los socialistas, y tampoco lo harán si lo hace el alcalde. En este sentido, todo está a la espera. Lo único que hay seguro es que hay que evitar criticar la situación interna de los demás partidos. Otro dicho del refranero popular dice: “Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar”.