Actualizado
domingo, 18 noviembre 2018
21:08
h
URGENTE

La educación vial, materia de examen para los estudiantes

El Colegio Andalucía celebra unas jornadas formativas fuera del aula

Apuesta firme por la educación fuera del aula. Es a lo que se dedican plenamente desde el colegio Andalucía, donde se desarrollaron una serie de jornadas que no persiguen otra cosa que formar al alumnado del centro en diferentes disciplinas y a través de un método, como es la práctica, que deja en “fuera de juego” las letras de los libros de texto, al menos durante las horas en las que se divierten a la vez que aprenden.

Por un lado, la comunidad del “Andalucía” mostró su compromiso con la educación vial. Algo de gran importante para el desarrollo de las capacidades de todos los alumnos en diferentes aspectos. La jornada contó con una parte teórica, que se complementó con una actividad de formación práctica en la que los más pequeños del centro salieron al patio y, sobre dos ruedas, aprendieron el significado de las señales de tráfico, así como la importancia de respetar los semáforos para la convivencia en sociedad y como método eficaz para la prevención de accidentes. En este sentido, desde el centro consideran que se trata de una actividad que, a buen seguro, radicará en que los jóvenes se sientan más seguros ante posibles situaciones de peligro en las que se vean envueltos en un futuro.

Todos los alumnos mostraron su “aprovechamiento e interés”. Al menos así lo cree la directora del centro, Concepción Granero, que pone en valor la “atención” de todos y cada uno de los participantes, que recibieron un diploma acreditativo al finalizar el taller formativo. Así, se trató de una jornada lúdica en la que los alumnos aprendieron a la vez que hicieron uso de la diversión como herramienta para afianzar unos conocimientos que deben “poner en práctica” en la vida real.

Saber escuchar para cuidar la voz

José Martínez Ledesma es, aparte de miembro del Equipo de Orientación Educativa (EOE), logopeda, maestro de Audición y Lenguaje y especialista en voz. Él fue el encargado de conducir unos talleres dirigidos a alumnos de sexto curso de Primaria. De este modo, aprendieron cómo prevenir distintas patologías que se relacionan con la voz, así como los hábitos para cuidar la salud en este sentido. Además, el taller incluyó información sobre el funcionamiento del tracto vocal, la laringe, los pliegues de la voz y la respiración, entre otros elementos clave. Así, los alumnos comprendieron que una de las cosas que hay que hacer para cuidar la salud de la voz es aprender a escuchar, para lo que deben fijarse en la claridad de la palabra, así como en el uso de la respiración, la melodía, el ritmo y el concepto de dicción. Además de la colocación y posición del cuerpo, algo que no es menos importante cuando se trata de proyectar la voz al máximo.