Actualizado
domingo, 23 julio 2017
20:59
h
URGENTE

La ciudad vibra con el Corpus

Una multitud de vecinos participa en la tradicional procesión del mes de junio
Ver comentarios

Los linarenses se echaron a la calle para recibir al Santísimo durante la tradicional celebración del Corpus. Los actos de comenzaron a las 9:00 horas con la solemne misa en Santa María la Mayor. Una hora después, puntual como siempre y bajo un radiante sol que elevaba la temperatura hasta los puntos extremos más correspondientes al verano, se hizo presente la Custodia. El Santo Sacramento, del siglo XVI y engalanado con adornos en plata de las minas linarenses, comenzó su recorrido desde la lonja de Santa María.

Estuvo, en todo momento, acompañado de la multitudinaria procesión, con numerosos niños participantes que han recibido la Comunión recientemente. Además, el Arciprestazgo de Linares, que se encarga de la organización de la cita, la sección local de la Adoración Nocturna Española y las cuatro hermandades y cofradías de la comunidad parroquial de Santa María (Santa Cena Sacramental, Oración en el Huerto, Rescate y Columna) completaron el cortejo. La Agrupación Musical de Linares 1875 hizo el recorrido tras el paso principal. Por su parte, abrió la procesión la banda de cabecera de la Hermandad de la Santa Cena Sacramental, que además celebró su segunda jornada de puertas abiertas con una representación del resto de formaciones locales de este tipo. El itinerario recorrió la lonja de Santa María, Don Luis, Iglesia, Carnecería, Plaza del Ayuntamiento, Plaza de Ramón y Cajal, Pasaje del Comercio, Corredera de San Marcos, Isaac Peral, Plaza de San Francisco, Sagunto, Menéndez Pelayo, Zambrana, Miguel Cobo, Federico Ramírez (Los Álamos), Alonso Poves, Conde de Romanones, Don Luis y lonja de Santa María hasta su regreso al templo. Este año la gran novedad fue el paso por la calle Zambrana, donde se encuentran los altares de El Rescate y La Columna, en sus respectivas casas. Además de la colaboración de las distintas hermandades y cofradías, la participación de la ciudadanía linarense a lo volvió a ser destacable. La procesión pasó frente a altares instalados por fieles, que también participaron en la ornamentación de la Custodia con adornos florales recogidos los días previos.