Actualizado
domingo, 17 diciembre 2017
13:43
h
URGENTE

La ciudad juega con la ilusión del número 73608 en Navidad

En caso de ser premiado, a cada linarense le corresponderían 300 euros
  • ILUSIÓN. Sebastián Pedregosa, consiliario de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Linares, junto a la presidenta María Providencia Hurtado y Eusebio Gascón, vicepresidente de la formación.
    ILUSIÓN. Sebastián Pedregosa, consiliario de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Linares, junto a la presidenta María Providencia Hurtado y Eusebio Gascón, vicepresidente de la formación.

En busca de la “alegría” para “vivir con ilusión un día muy grande”. Así define María Providencia Hurtado, presidenta de la Agrupación de Hermandades y Cofradías, el objetivo que se persigue con la participación que juegan cada año todos los ciudadanos de Linares en el sorteo de la Lotería de Navidad. De esta manera, llega un mes de diciembre que se define por ser un “tiempo de dar y recibir, de amor e ilusiones”, así como una época que los ciudadanos viven con ilusión, por lo que, en palabras de la presidenta, la Agrupación de Hermandades y el Ayuntamiento de la ciudad se unen para “ofrecer una ilusión añadida a los linarenses”. Así, la responsable de la agrupación afirma que “desde 1994, los linarenses”, a través de “una aportación de 0,015 euros”, participan todos con un mismo número, que este año es el 73608, unas cifras que Hurtado espera traigan “alegría e ilusión” a Linares en unos momentos difíciles para le economía de la ciudad. “En caso de que el número sea agraciado con el primer premio, se repartirá entre los 58.234 ciudadanos censados a fecha del 30 de octubre del 2017”, afirma la presidenta sobre una cantidad que asciende a “300 euros por habitante”.

“Para una familia media de cuatro miembros serían 1.200 euros”, dice Hurtado, que evalúa positivamente un montante con el que poder pasar una “Navidad más agradable”. “Ojalá y se dé el primer premio para que Linares viva un día de mucha alegría”, desea la responsable de la agrupación, que recuerda la difícil situación de Linares y su comarca con la esperanza de que el próximo 22 de diciembre sea un “día grande y de mucha ilusión”.

Por su parte, el consiliario de la agrupación, Sebastián Pedregosa, bromeó sobre bendecir o no las sábanas de décimos donde se aglutina la ilusión de un pueblo por hacerse con el ansiado “gordo”. Aún así, deseó: “Espero que Linares tenga suerte, ya que es una ciudad necesitada de oxígeno industrial y puestos de trabajo”. “Sé que la lotería no es la solución”, aseveró Pedregosa sobre un hecho que sí “supone un símbolo” de lo que la ciudad “es capaz de hacer”, refiriéndose al protagonismo de los linarenses en una “manifestación grandiosa” —la del pasado 14 de septiembre—, que echó a la calle a más de 30.000 personas. “No debemos dejar que se apague la llama que encendimos aquel día”, dijo el consiliario.

En definitiva, se trata de una iniciativa que cumple 20 años, toda una tradición que desde 1994 ofrece una ilusión añadida a los linarenses, que ven la posibilidad de que la ciudad sonría por un día en el caso de que, en esta ocasión, el número 73.608 sea agraciado con el primer premio en el sorteo.

MIRADA HACIA LA ESPERANZA DE la navidad

Desde la Agrupación de Hermandades y Cofradías se alude a la necesidad de los linarenses de un respiro, y aunque son conscientes de que el “gordo” no es la solución para los males de la ciudad, saben que, a buen seguro, hará que la Navidad sea más llevadera para todos. Aún así, desde la agrupación imaginan con ilusión la idea de conseguir el primer premio.