Actualizado
jueves, 20 septiembre 2018
20:37
h
URGENTE

La ciudad celebra los 453 años de su independencia de Baeza

Ciudadanos Libres y Unidos pone en valor el conocimiento de la historia local
  • EN LINARES. Vista del Paseo de Linarejos, uno de los espacios más representativos de la ciudad de las minas.
    EN LINARES. Vista del Paseo de Linarejos, uno de los espacios más representativos de la ciudad de las minas.

Cuatro siglos y medio hace desde que Linares es villa independiente del concejo de Baeza. En este sentido, Ciudadanos Libres y Unidos (Cilus), se dirigió a la ciudadanía de Linares mediante una carta abierta publicada en sus redes sociales. En ella, se recuerda la importancia del 17 de agosto de 1565, fecha en la que el rey Felipe II declaró a Linares villa independiente del concejo baezano.

“Para el colectivo de personas que simpatizan o formamos Cilus es elemental conocer nuestra historia y, en concreto, este día, puesto que es cuando Linares obtiene el privilegio real de Villa”, indica Javier Bris, portavoz municipal de Cilus. Además, en la carta echa pública por la formación municipalista, se anima a todos los ciudadanos linarenses, incluyendo a aquellos que están lejos por diferentes motivos, a contemplar el futuro de la ciudad “con perspectiva y esperanza”. “Nuestra historia está llena de grandes altibajos, pero siempre hemos sabido resurgir”, asegura el portavoz de Cilus.

La formación aprovechó esta efeméride para estrenar un logotipo en homenaje a la ciudad de las minas. En este sentido, en la carta que Cilus elaboró, expone cómo fue el proceso por el que Linares obtuvo su independencia de Baeza, que se hizo efectivo durante el reinado de Felipe II, pero cuyo proceso comenzó “algunos años antes”, con los Reyes Católicos, periodo en el que ya se produjeron sublevaciones por la restricción en los derechos de libre elección de alcaldes y jurados que disfrutaba la hasta entonces aldea de Linares. “Con el tiempo, el Concejo fue perdiendo influencia y la aristocracia linarense solicitó a Carlos I la emancipación con respecto a Baeza. Finalmente, su hijo, Felipe II, concedió a Linares el privilegio de Villazgo tras el pago de 7.500 maravedís”, reza la carta de Cilus.

Además, ponen de relevancia que no fue hasta el siglo XIX cuando Linares se transformó en una ciudad pujante gracias a la industria minera, al ferrocarril y a otros muchos avances que llegaron con las revoluciones industriales. “Así, de los 6.000 habitantes que reflejaba el censo en 1849, se pasó a los 36.000 en 1877, cifra que aumentó gradualmente en los años venideros”, explica Cilus en el escrito.

De este modo, y dirigiéndose a la ciudadanía, se preguntan cómo será Linares dentro de 100, 200 o 400 años. “Nunca lo sabremos”, afirma la formación, al igual que los aldeanos linarenses de los siglos XIII, XIV y XV tampoco imaginaban que su pequeño terruño contaría alguna vez con teatro, biblioteca, universidad y otros tantos servicios que en aquella época solo disfrutaban algunos privilegiados. Así, y poniendo de relieve los “tiempos inciertos” que se viven en la ciudad, a Cilus le parece un “buen motivo” poner en valor esta efeméride para “mirar hacia el futuro con perspectiva y esperanza”.

Asimismo, el partido destaca la importancia de que los linarenses conozcan la historia de su ciudad. “Porque, como bien dijo el escritor Chesterton, ‘uno de los extremos más necesarios y olvidados en relación con esa novela llamada Historia es el hecho de que no está acabada”, concluyen en su carta conmemorativa de la independencia.