Actualizado
lunes, 13 agosto 2018
10:58
h
URGENTE

Formar matronas en el Sáhara para aumentar el nivel de vida

La elevada tasa de mortalidad es uno de los problemas que pretenden solventar
  • HACIA DAJLA. Francisco Díaz, Raquel Crespo, Francisco Gutiérrez y Cristina Nuño.
    HACIA DAJLA. Francisco Díaz, Raquel Crespo, Francisco Gutiérrez y Cristina Nuño.

La tasa de mortalidad, tanto materna como infantil, en el campamento de Dajla es muy elevada en comparación con la de la zona”. De esta forma expuso Raquel Crespo una de las razones por las que la asociación Amigos del Sáhara Libre, junto con “Matronas en movimiento”, va a poner en marcha un proyecto para formar en el ámbito sanitario a una cantidad de matronas con el fin de reducir notablemente estos datos. En este sentido, Raquel Crespo y Cristina Nuño, técnicas sanitarias de Córdoba y Sevilla, respectivamente, viajarán a Dajla para ayudar con la formación asistencial de los partos.

“El coste del proyecto es elevado, ronda los 12.000 euros”, asevera el presidente de “Amigos del Sáhara Libre”, Francisco Gutiérrez, sobre una iniciativa que, según previsión, contará con algunos agentes que la financien. “Queremos que cuatro ayuntamientos nos ayuden. Estamos con la ronda de contactos, aunque uno de ellos ya se ha pronunciado”, informó Gutiérrez en referencia al de Castillo de Locubín, que accedió a asumir parte del coste del proyecto, que cuenta, además, con el apoyo de la Diputación Provincial de Jaén.

“Raquel y Cristina serán las que sobre el terreno lideren los cursos de formación”, subrayó el responsable de la asociación acerca de una idea que pretende, según Crespo, reducir “la mortalidad de Dajla, un dato que, si lo comparamos con el nuestro, se dispara”. “Uno de los motivos por los que se da esto es la debilidad de su sistema sanitario. Aunque, en el caso del campamento donde vamos, hay unas circunstancias que empeoran la situación”, argumentó la técnica de Córdoba sobre una zona, Dajla, que es “una de las que están más lejos del Hospital General, ya que, para ir allí, hay que invertir casi dos horas a bordo de una camioneta que hace las veces de ambulancia”. En esta línea, otra de las razones que llevaron a las dos asociaciones a emprender este proyecto es la “escasez de matronas”. “Hay dos personas con titulación en un campamento en el que conviven en torno a 15.000”, aseguró Crespo sobre unos datos abrumadores que despejaron cualquier duda sobre la principal necesidad de Dajla, que es el de formar a personal cualificado en esta rama de la sanidad.

“Hace unos años se creó un proyecto en el que la asociación Matronas en movimiento participó. Por bastantes razones, obtuvo un gran número de logros pero no consiguió todos sus objetivos”, lamentó la técnica en Enfermería, que ahora, con más fuerza, retoman la participación en una iniciativa similar, la que impulsan desde “Amigos del Sáhara Libre”, con el convencimiento y la sensación de que “lo que los mueve es el saber que se trata de un proyecto que realmente puede ayudar a la gente”. Así, se desplegará un equipo de profesionales destinados a formar a matronas durante dos años, de los que uno dedicarán a la teoría y otro a la parte práctica. De esta forma, Crespo asegura que, en otras ocasiones en las que han participado en iniciativas de este tipo, se ha notado un aumento en la calidad.

Por su parte, Cristina Nuño quiso subrayar que, a parte de la financiación pública, buscan donaciones y voluntarios a través de la página web de “Matronas en movimiento”.

Sembrando paz para recoger compromiso
idcon=13163935;order=11

La Asociación Amigos del Sáhara Libre, además de desarrollar proyectos como “Vacaciones en Paz” o la escuela de matronas, está de gira por los colegios de la provincia para llevar su mensaje a los más pequeños. De esta manera, visitaron el instituto Zocueca, de Bailén, para concienciar a los niños de la importante labor que desarrollan desde la asociación. Para ello, Francisco Gutiérrez se trasladó hasta el centro educativo para “sensibilizar” y dar información sobre el proyecto “Caravana de la Paz”, así como para animar tanto a alumnos como a profesores a participar con ellos donando alimentos no perecederos que serán trasladados a los campamentos de refugiados del Sáhara.

Además, los niños disfrutaron de los consejos de José Antonio González, más conocido como “Aouita”, un atleta paralímpico y embajador de “Amigos del Sáhara Libre”. “Sinceramente, esperamos que esta clase de iniciativas sirvan para despertar nuestra solidaridad y que la campaña de recogida de alimentos sea todo un éxito”, aseguró Gutiérrez sobre una ayuda que siempre es poca cuando se trata de los saharauis.