Actualizado
sábado, 21 octubre 2017
11:35
h
URGENTE

Fangoria y el Día del Niño abren la feria dos días antes

El calendario vuelve a adelantarse este año y sumará ocho jornadas de fiesta
Ver comentarios
|
10/08/2017

Cuenta atrás para la Feria de San Agustín 2017. La Concejalía de Festejos del Ayuntamiento de Linares continúa los preparativos para este celebración, para la que ya solo queda una quincena. De hecho, este año podría volver a adelantarse y, por lo tanto, los linarenses tendrían un día más de feria, lo que supondrían 8 jornadas de programación festiva.

Este hecho es insólito, ya que, si bien hace dos años la Feria de Linares comenzó el día 27 de agosto por tradición, en 2016 ya se adelantó su inauguración oficial al día 26. Pero, en esta nueva edición, podría darse un paso más y, aunque la inauguración oficial con el tradicional alumbrado, la cabalgata infantil y la quema de los fuegos artificiales quedará para el sábado 26, el viernes podrá iniciarse la actividad en el recinto ferial. Así lo confirmó la concejal delegada de Festejos, Macarena García. Este nuevo adelanto se debe a que uno de los principales conciertos de la programación de la feria, el de Fangoria, quedó fijado, hace ya meses, para ese viernes 25 de agosto. Del mismo modo, las atracciones mecánicas funcionarán a pleno rendimiento esa misma noche, con la motivación extra que supone la reducción en los precios de las mismas en la tradicional celebración del “Día del niño”.

Las casetas también podrán funcionar desde la noche del viernes 25 si así lo desean, aunque en algunos casos existen dudas en lo referente a la adquisición de licencias con la ampliación del calendario feriante. Quienes no se encuentran en esa tesitura, puesto que no participarán con su caseta en esta edición, serán los integrantes del grupo municipal Izquierda Unida, una de las más tradicionales en el recinto linarense. Del mismo modo, las barracas de la Asociación de Amigos del Sáhara Libre y el club deportivo CB Linares no se renovarán. En su lugar, quedarán incorporados espacios para los servicios de Protección Civil, que, esta vez sí, estarán situados en el interior del recinto junto a puestos de venta ambulante y otros de comida rápida habituales entre los feriantes. Por último, en lo referente a las novedades en las casetas, este año existirán de hasta tres tamaños con la ampliación de las mismas. De este modo, se encontrarán espacios de 15x15 metros y 15x20, entre las escogidas por las cofradías y asociaciones; y las de mayor amplitud, de 15x30 metros, que estarán destinadas a los pubs.

Además de las novedades en lo que se refiere a la ampliación del calendario y la supresión de algunas casetas históricas, el alumbrado también se verá reforzado en la edición de 2017. El incremento del presupuesto que la comisión de Festejos dispone para su encendido permitirá que todo el Paseo de Linarejos quede iluminado con las luces festivas, desde la Plaza de la Constitución hasta la estatua del maestro Andrés Segovia. Del mismo modo, el alumbrado contará con los tradicionales pórticos en las diferentes entradas del recinto ferial, que durante esta edición también se incluirán en la más cercana a la fuente del Pisar por la calle Mariana Pineda, y la que recorre el antiguo recinto desde la Estación de Madrid.