Actualizado
martes, 13 noviembre 2018
14:06
h
URGENTE

El socialismo andaluz defiende la expulsión de Juan Fernández

Ángeles Férriz asegura que hay conductas que “no tienen cabida en el partido”
  • SIN TAPUJOS. Ángeles Férriz, parlamentaria andaluza y secretaria de Formación y Nuevos Afiliados del Partido Socialista.
    SIN TAPUJOS. Ángeles Férriz, parlamentaria andaluza y secretaria de Formación y Nuevos Afiliados del Partido Socialista.

El Partido Socialista (PSOE) “estará al lado de los linarenses, ya sea en el Gobierno municipal o desde la oposición”. Así lo expresó la parlamentaria andaluza Ángeles Férriz, ante las dudas que se ciernen sobre si la moción de censura propuesta por la dirección local de la formación para echar a Juan Fernández de la Alcaldía conseguirá los apoyos o no. Todo esto, tras la expulsión del regidor de las filas del PSOE por supuestas “irregularidades económicas” en el seno de la agrupación local.

En esta línea, Férriz apoya a sus compañeros socialistas en Linares, donde “se vive un proceso garantista que la dirección provincial tiene que acatar”. Sobre la expulsión del alcalde, aseguró: “Hay temas que no se pueden dejar a un lado y conductas que en nuestro partido no tienen cabida”. Asimismo, considera que su partido busca “garantizar la gobernabilidad” en la ciudad. “Si la moción de censura sale adelante, lo haremos desde el Gobierno y, si no, desde la oposición”, apuntó la secretaria de Formación y Nuevos Afiliados.

No es de extrañar que, a nivel andaluz, el Partido Socialista muestre su “más absoluto apoyo” tanto al expediente que se inició desde Linares como a la expulsión que, finalmente, dictaminó Ferraz, puesto que, tal y como expresó el alcalde en alguna que otra ocasión, es la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, la que pidió su cabeza. “A todos estos —en referencia a los componentes de la Ejecutiva local— les han dicho que no aparezcan por Sevilla hasta que no se carguen a ese tal Juan Fernández”, indicó el regidor tras conocerse su expulsión del PSOE.

A este respecto, la búsqueda de la estabilidad en el Ayuntamiento provocó que los socialistas registraran ante notario una moción de censura para echar del control municipal hasta el que hace dos días era su alcalde. Férriz calificó todo el proceso de “garantista”, y defendió la postura de los concejales que abandonaron sus delegaciones.

Ferraz, o, según el alcalde, Poncio Pilatos, dictó sentencia “lavándose las manos”. Para la secretaria de Formación y Nuevos Afiliados es algo que “hay que acatar y cumplir”. “El Partido Socialista en Andalucía muestra su apoyo más absoluto tanto a la dirección local como a su secretario general, Daniel Campos, porque hay determinados temas en los que no se puede mirar para otro lado y este es uno de ellos”, aseveró.

En su férrea defensa, sostuvo que el partido en Linares “hizo lo que tenía que hacer”. “Si la moción prospera representaremos a los linarenses desde el Gobierno municipal y, si no sale adelante, lo seguiremos haciendo desde la oposición”.

La Ejecutiva federal del Partido Socialista determinó la expulsión de Juan Fernández tras considerarse “probada la comisión de tres faltas muy graves” que, el alcalde, por su parte, se ha encargado de tachar de “absolutamente falsas”, calificando todo lo ocurrido como una estrategia para “quitarlo de en medio”, ya que “estorba al criticar los incumplimientos de las administraciones públicas con Linares”, especialmente los de la Junta de Andalucía. La “trama mafiosa”, como él la llama, tiene una clara “mano que mece la cuna” detrás. No es otra que la vicepresidenta primera de la Diputación Provincial y exconcejal, Pilar Parra. Sin embargo, la resolución de la Ejecutiva Federal del Partido Socialista lo dejó bastante claro aludiendo a la “indisciplina reiterada en relación con las decisiones de las instancias competentes del partido”, así como a “rebasar sobradamente los límites de la lealtad y de la responsabilidad para con el partido al menoscabar la imagen de cargos públicos o instituciones”. En tercer lugar, el expediente señaló la “falta de probidad y de honradez” por la existencia de una “administración irregular de los fondos del partido, ya que, desde 2013, se detraían 1.700 euros mensuales de una cuenta sin que quede justificado el destinatario o finalidad y sin estar reflejados en la contabilidad de la Agrupación local”.

Lo que para unos es “falta de honradez, irregularidades económicas y ausencia de lealtad”, para el alcalde es toda una telaraña de “traiciones” hacia su persona en la que tienen que rodar más cabezas.

El Partido Socialista inicia la ronda de contactos para su moción de censura

La Ejecutiva local del Partido Socialista comenzó su ronda de encuentros con las demás formaciones con representación municipal con el objetivo de conseguir los apoyos necesarios para echar al alcalde del sillón municipal. Así, la delegación del puño y la rosa ya se reunió con Ciudadanos Libres y Unidos (Cilus) y con parte de los concejales no adscritos, en concreto, Juana Cruz, Sebastián Martínez y Felipe Padilla, los que en su día pertenecieron a Izquierda Unida (IU). En la agenda socialista aún quedan los encuentros con la coalición y Ciudadanos (Cs). El plato fuerte lo dejan para el final. El próximo lunes se reunirán con el Partido Popular (PP) que, con seis concejales, tiene la llave para que la moción de censura prospere o no. De primeras, ninguno de los partidos están dispuestos a apoyar a los socialistas en su lucha por echar a Juan Fernández de la Alcaldía, ni si quiera tras la tentación que les ofreció la vicepresidenta primera de la Diputación, Pilar Parra, al dejar la puerta abierta a un posible Gobierno municipal en el que las demás formaciones entraran a formar parte. El regidor, por su lado, también anunció reuniones con los Grupos municipales y concejales no adscritos con el fin de “garantizar la gobernabilidad” en el Ayuntamiento. Solo queda esperar para ver por quién se decanta la Corporación municipal.