Actualizado
martes, 20 noviembre 2018
18:10
h
URGENTE

El padrón municipal registró una nueva caída el año 2016

La marcha de jóvenes y la bajada de la natalidad, principales causas
  • SOCIEDAD. Viandantes transitan por una de las calles más céntricas del casco urbano linarense.
    SOCIEDAD. Viandantes transitan por una de las calles más céntricas del casco urbano linarense.

La situación económica y laboral de una ciudad influye directamente en su nivel de población. En el caso de Linares, resulta evidente que la falta de trabajo, motivada por la crisis económica y la desindustrialización, provoca que sean cada vez sean más los vecinos que deciden marchar de su tierra natal para buscar una oportunidad en otro lugar. Así, el número de habitantes se reduce una anualidad más por diversos factores que condicionan los movimientos demográficos, entre los que destacan las migraciones y la bajada considerable de la natalidad.

Hasta la fecha, la ciudad minera tiene en su haber 58.746 residentes, según datos del padrón municipal, de los cuales 29.960 son mujeres y el resto, 28.786, hombres. Esto supone una reducción de más de doscientas personas con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, cuando la población era de 58.971 linarenses. Unas cifras que se alejan cada vez más de la barrera de los 60.000 habitantes. De hecho, Linares contaba con 60.716 a fecha de uno de enero de 2014.

El grueso de la población local en la actualidad lo componen personas con edades comprendidas entre 50 y 54 años (4.651), seguidos por los vecinos que tienen entre 55 y 59 años (4.465), los que tienen entre 45 y 49 (4.336), entre 40 y 44 (4.243) y entre 35 y 39 (4.223). Dentro del rango de edad correspondiente a los jóvenes, entre los 20 y los 34 años hay un total de 10.826 personas, es decir, cerca de 1.500 menos con respecto a 2014, cuando la cifra total era de 12.312.

Sobre la diferencia entre altas y bajas, en 2016, hay un saldo negativo de 160 en favor de las segundas: 1.667 frente a 1.827. Pese a esta contracción, la diferencia es bastante menor con respecto al año anterior, ya que en 2015 se produjeron 2.399 bajas frente a 1.587 altas.

Profundizando en esas cifras, del total de altas de 2016, 968 se deben a la llegada de gente de otros municipios y 39 por personas venidas del extranjero; en el apartado de las bajas, 1.201 vecinos linarenses dejaron la ciudad para irse a otros lugares de España y 50 lo hicieron para marcharse fuera de las fronteras nacionales. En cuanto a nacimientos, en el año 2016 vinieron al mundo 408 bebés frente a los 467 del año 2015, mientras que fallecieron 410 vecinos, 147 menos que en 2015

En la ciudad conviven 63 nacionalidades

Otro dato de interés que aporta el padrón municipal es la nacionalidad de los habitantes que residen en la ciudad, donde hay un total de 1.442 extranjeros (711 mujeres y 731 hombres). De esa cuantía total, en Linares hay ciudadanos de hasta 63 nacionalidades diferentes a la española y, de ellas, las comunidades mayoritarias son de origen marroquí (343), paquistaní (212), rumana (212), china (132), argelina (52) y colombiana (51). La diferencia de población extranjera apenas sufrió modificaciones entre el año pasado y al anterior, ya que a 31 de diciembre de 2015 había 1.455.