Actualizado
miércoles, 14 noviembre 2018
20:37
h
URGENTE

El independentismo llega hasta el campeonato de ajedrez

Daniel Alsina participa en la competición con un lazo amarillo en la solapa
  • PURA LÓGICA. Daniel Alsina, jugador del Barberá del Vallés, durante su participación en el Campeonato de España.
    PURA LÓGICA. Daniel Alsina, jugador del Barberá del Vallés, durante su participación en el Campeonato de España.

El caso del ajedrecista independentista es curioso, cuanto menos. Daniel Alsina juega en un equipo de ajedrez de Barcelona, concretamente en el del municipio de Barberá del Vallés. Asimismo, el catalán participó en la Primera División del Campeonato de España de Ajedrez, que se disputa en Linares, luciendo un lazo amarillo en la solapa de su polo.

Se trata de un símbolo que muchos políticos independentistas catalanes y ciudadanos afines a la causa lucen como señal de solidaridad con los que ellos denominan presos políticos. Así, desde la entrada en prisión de Jordi Cuixart y Jordi Sánchez, presidentes de Òmnium Cultural y la Asamblea Nacional Catalana, respectivamente, por su vinculación con el procés, estos lazos amarillos ocupan, además, muchos espacios públicos en Cataluña como seña de repulsa a este encarcelamiento y como petición firme para su puesta en libertad. El hecho despertó la curiosidad tanto de participantes como de aficionados, que hacían comentarios sobre el tema mientras los ajedrecistas disputaban el torneo. No obstante, desde la organización se aclara que no hubo lugar a polémicas por el significado que acompaña a que Daniel Alsina luciera un lazo amarillo durante estos días. “Somos ajedrecistas y aquí venimos a jugar al ajedrez, pero defendemos el libre pensamiento y respetamos todas las opiniones”, señala el director técnico del Campeonato de España de Ajedrez, Francisco Fernández Albalate, acerca de un hecho con el que ha quedado más que demostrado que ni siquiera el ajedrez es ajeno al debate y que se puede utilizar como instrumento para defender unas u otras ideas políticas. Asimismo, los participantes del torneo y los aficionados demostraron respeto al no entrar en polémicas y debates políticos sobre la situación de Cataluña, la correcta denominación, o no, de presos políticos o su puesta en libertad. Alsina lució el lazo amarillo para solidarizarse con la problemática política que atraviesa la comunidad autónoma de la que procede y nadie se quejó de que lo hiciera. Al menos, así lo confirmó el director técnico del Campeonato de España de Ajedrez, que sigue su curso en la ciudad de las minas hasta el próximo 27 de agosto, fecha en la que se dará por concluido. Mientras tanto, los ajedrecistas continúan compitiendo para ver quién es el mejor de España. El Auditorio municipal de El Pósito y el Hotel Aníbal acogen las competiciones del campeonato individual absoluto y femenino, así como el rápido, relámpago, el de Primera y Segunda División, y el de por equipos de colegios. Además, también se disputan el de menores de ocho y dieciocho años y el de la División de Honor.

De esta forma, Linares se convierte por unos días en la capital del noble deporte del ajedrez, donde la lógica es más que necesaria para hacerse con la victoria.