Actualizado
sábado, 22 septiembre 2018
19:52
h
URGENTE

El alcalde señala a sus “traidores”

El regidor pide la suspensión cautelar de militancia de la que era su Ejecutiva local

Las cabezas de Ana Cobo, Pilar Parra y Daniel Campos son las que, además de la del propio Juan Fernández, tienen que rodar dentro del Partido Socialista de Linares, siempre y cuando hubiese “irregularidades contables y de la administración de los fondos económicos” de la agrupación. Así lo considera el propio dirigente municipal ante los movimientos “precipitados” de la Ejecutiva local, que no buscan otra cosa que “echarlo de la carrera hacia la candidatura” para las municipales.

Casualmente, “la gestión de la Ejecutiva local del Partido Socialista se aprobó por unanimidad el 19 de noviembre”, en la que los militantes también hicieron efectivo el cambio en la Secretaría local de la formación en favor del parlamentario andaluz, Daniel Campos. Tal y como explica el alcalde, las cuentas “están dentro de lo aprobado en la asamblea”. Pero, ¿quién participó en dicha votación cuando Fernández aún era líder de la Ejecutiva socialista? Según el propio regidor, Ana Cobo, delegada del Gobierno en Jaén, lo hizo en calidad de secretaria de Fomento y Desarrollo Económico; la vicepresidenta primera de la Diputación Provincial, Pilar Parra, emitió su voto favorable como vicesecretaria general; el actual líder de los socialistas en Linares, Daniel Campos, hizo lo propio como responsable de Política Municipal en el partido; y el presidente, Manuel Rodríguez Méndez, más de lo mismo. Lo que Juan Fernández quiere decir con esto es que todas las decisiones tomadas fueron “colegiadas”. “Lo que pido es la suspensión cautelar de todos ellos”, señala el alcalde, ya que, tal y como considera, “no se puede apuntar a dos personas cuando la Ejecutiva la formaban más miembros”. “Que hagan lo que tengan que hacer. Si lo que dicen es así, lo es para todos porque yo no he tomado decisiones solo”, asevera con dureza Fernández que incide en el “sí unánime” que recibió la gestión de la agrupación. Por lo tanto, considera que hay una “actitud contradictoria” por parte de los que conforman hoy la agrupación al aprobar las cuentas en noviembre y ahora abrirle un expediente y solicitar a la Dirección estatal su suspensión por “irregularidades contables”.

El alcalde evita dar más detalles de lo que será su siguiente paso en esta batalla, pero hace hincapié en que la iniciativa de suspenderlo de la militancia “no es cosa de Ferraz, sino que parte de la Ejecutiva local” liderada por Daniel Campos. “Para que desde Madrid ejecuten es porque hay una petición desde Linares”, señala Fernández acerca de una decisión, la de la Dirección federal, que también califica de “precipitada”. “No soy tonto y la gente tampoco lo es, que no engañen a nadie. De lo que se trata aquí es de que yo no pueda presentarme a la candidatura para las próximas elecciones”, asegura un regidor que, desde su posición en el Ayuntamiento, afirma poder presentarse como cabeza de lista para revalidar su cargo como alcalde. “Si lo hago les obligo a que convoquen primarias. A mí me harían falta muy pocos avales y, sin duda, los tengo. Sin embargo, a otro candidato le hacen falta más y tendrá que pelear conmigo por la candidatura”, subraya. En esta línea, si el alcalde finalmente propone la suspensión cautelar de Ana Cobo, Pilar Parra, Manuel Rodríguez Méndez y Daniel Campos, este último, en ese hipotético caso, tampoco podría presentarse como candidato a la Alcaldía de Linares. “Deberían suspender de militancia a toda mi Ejecutiva”, dice.

“Están creando un problema donde no lo hay, pero en el ansia de quitarse adversarios les ha precipitado a una actitud de absoluta inmadurez y dominada por la maldad”, asegura el alcalde en un claro recado a Campos, al que invita a “preocuparse por las elecciones, ya que son el verdadero problema”.