Actualizado
viernes, 21 septiembre 2018
08:31
h
URGENTE

El alcalde duda de que Campos sea candidato de los socialistas

Juan Fernández hablará con la oposición para ofrecer las delegaciones vacantes
  • EQUIPO DE GOBIERNO. Juan Fernández, alcalde de Linares, junto al concejal Joaquín Robles.
    EQUIPO DE GOBIERNO. Juan Fernández, alcalde de Linares, junto al concejal Joaquín Robles.

Ya han comunicado a Ferraz que el candidato no es Daniel Campos”. Con estas palabras abrió Juan Fernández, alcalde de Linares, la caja de los truenos. Asimismo, el regidor aseguró que Francisco Reyes, presidente de la Diputación de Jaén y secretario provincial del Partido Socialista (PSOE), trasladó a Ferraz que Daniel Campos “no está en condiciones de ser candidato a la Alcaldía”. Pero, ¿quién optará entonces al bastón de mando en Linares? Para el alcalde está bastante clara. “La hijastra”, dijo, en referencia a la exconcejal de Cultura, Macarena García.

En esta misma línea, no dudó en afirmar: “La carambola le ha salido bien a Pilar Parra”. De este modo, el regidor se refirió a una reunión que mantuvo su grupo de concejales en casa del ex primer teniente de alcalde, Luis Moya, con un único objetivo, “machacarse a Daniel Campos”.

La polémica está servida en torno a este asunto. No obstante, y al hilo de hablar de los que son ya sus exconcejales, mostró su “máxima repulsa a la actitud que demuestran al dejar sus delegaciones”. “ Ha sido una irresponsabilidad bárbara con la ciudad, con el juramento que hicieron al entrar en la Corporación Municipal y han llevado al Ayuntamiento un problema interno de su partido que perjudica a Linares”, dijo.

A este respecto, a Fernández no le tembló el pulso al asegurar que se pondrá en contacto con concejales no adscritos y de otros grupos políticos a fin de garantizar la gobernabilidad ofreciéndoles las delegaciones que los socialistas dejaron vacantes. De todas formas, hizo un llamamiento a la tranquilidad y subrayó que el Ayuntamiento funciona perfectamente para todos aquellos que requieran sus servicios. No obstante, se fija primeros de septiembre como la fecha en la que la estabilidad política llegará al Gobierno.

AZOTE DE LA JUNTA. El alcalde va a seguir denunciando los “incumplimientos” con Linares de las distintas administraciones públicas. Así lo dejó constar el regidor, que sacó una ristra de cartas que, desde 2014, dirigió a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, en las que solicitaba una reunión formal con ella. “Llamo al timbre. Una vez, otra y otra. Pero cuando no te abren y sabes que hay gente dentro, aporreas la puerta”, señaló Fernández, al mismo tiempo que hizo hincapié en que “no se arrepiente de nada”. “Mi falta grave ha sido confiar en ellos”, lamentó. En este sentido, instó a Pilar Parra, vicepresidenta primera de la Diputación, a hacer lo mismo. “Ella solo habla de Juan Fernández, ¿por qué no comenta nada de la Inversión Territorial Integrada (ITI) que nos ha usurpado junto a Francisco Reyes?”, se preguntó el regidor.

En definitiva, lo que le preocupa, a parte de la situación de Linares y la “traición” a la que está siendo sometida por los que eran sus compañeros de partido, es que sean capaces de “deshonrar a las personas que lo han dado todo”. “Desde que estoy en el Partido Socialista llevo gestionados unos 900.000 euros totalmente limpios”, incidió Fernández, que volvió a señalar a todos los miembros de la que era su Ejecutiva como corresponsables en el caso de que hubiera irregularidades económicas.

Joaquín Robles, testigo de la verdad del alcalde

El edil Joaquín Robles habla tras hacer el Partido Socialista (PSOE) efectiva su expulsión de su grupo de concejales. “Corroboro y diré donde haga falta que la única persona que está diciendo las cosas como son es Juan Fernández”, apuntó. Asimismo, asegura ser testigo de que, al alcalde, razón no le falta en todo este asunto. Con respecto a su expulsión del grupo de concejales socialistas, se defiende del argumento que el partido esgrime para ello. “Manifiestan que rompo la disciplina de voto de forma sistemática”, indicó, al mismo tiempo que puso de relieve: “Antes nos reuníamos los concejales para debatir y tratar los temas que se llevaban a pleno, pero no me llaman para esas reuniones desde el 12 de enero”. Asimismo, acusó al Partido Socialista de mentir. “Que no digan que me han echado por eso, me expulsaron por ponerme del lado del alcalde, no por romper la disciplina de voto”, afirmó, sobre un asunto en el que “no va a pedir clemencia al partido”. “Si me quieren expulsar, que lo hagan, yo me pongo del lado de la verdad”, dijo Joaquín Robles en defensa del discurso del alcalde.

El juzgado, lugar donde solucionar lo económico

Ni confirma ni desmiente. El alcalde, Juan Fernández, no desvela si llevará la resolución del expediente emitida por la Ejecutiva Federal, en la que se le tacha como responsable de “irregularidades económicas en la agrupación local del Partido Socialista”, al juzgado. “Es muy posible que lo hagamos”, aseguró. A pesar de esto, no quiere dar más pistas sobre los que serán sus movimientos en torno a este asunto. Sin embargo, se pregunta: “Si esto de lo que me acusan es verdad, ¿por qué no han ido ellos al juzgado?”. Asimismo, y sin desvelar su próximo movimiento en esta guerra, el alcalde afirmó: “Si nos metemos en litigios, los pueden investigar a todos y eso, lo aseguro, tiene sus consecuencias”. Entre otros, el regidor se refirió a parte de su antigua Ejecutiva, por lo que nombres como el de la actual delegada del Gobierno, Ana Cobo; el secretario general, Daniel Campos; o la vicepresidenta, como él la llama, “primero” de la Diputación Provincial, Pilar Parra, salen a la palestra. “Para que no me digan grosero no les voy a decir tontos con mala leche, ahora los llamo ignorantes maliciosos”, concluyó el regidor.