Actualizado
miércoles, 26 septiembre 2018
08:24
h
URGENTE

Dos policías con lesiones por un nuevo ataque en “El Cerro”

Los agentes realizaban un control de prevención contra el menudeo de droga
  • AGRESIÓN. Los agentes trasladaron al agresor a las dependencias de la Comisaría de Policía Nacional.
    AGRESIÓN. Los agentes trasladaron al agresor a las dependencias de la Comisaría de Policía Nacional.

Otra vez. Dos agentes de la Policía Local sufrieron una agresión por parte de un hombre en El Cerro, donde desarrollaban un control sobre vigilancia y prevención contra el menudeo de droga en el barrio, según afirman fuentes policiales. Así, la calle Ronda del Molino fue el lugar de la agresión. Una zona, definida por las mismas fuentes, como una de las más conflictivas de la ciudad, situada en pleno centro de El Cerro.

Mientras los agentes realizaban dicho servicio —durante el que se incautaron cierta cantidad de sustancias estupefacientes— vieron a otra persona caminando que, al percatarse de la presencia policial en la barriada, emprendió la huida arrojando algo entre unos matorrales. Tras la persecución, los agentes alcanzaron al hombre, cuya reacción no fue otra que la de propinarles un puñetazo en la cara. El policía intentó reducirle, para lo que recibió la asistencia de otro agente, que también resultó agredido por este hombre que, según las fuentes policiales, tiene 42 años. Finalmente, consiguieron reducir entre los dos al atacante y lo presentaron como detenido en la Comisaría de Policía Nacional para los trámites oportunos. En esta línea, los agentes reseñaron que la actitud del arrestado, desde el primer momento, fue violenta, así como que ofreció mucha resistencia física a la autoridad. También pusieron en conocimiento de la Policía Nacional que el hombre agredió a los dos agentes y que ambos resultaron con lesiones tras el percance. Esta agresión a la policía se suma a las otras dos que, en pocos meses, se vivieron en la ciudad. La última de ellas se produjo en la madrugada del pasado sábado, cuando un grupo de cinco jóvenes agredieron a tres agentes de Policía Nacional en la puerta de un conocido local de ocio tras ser requeridos por vender droga en el interior del mismo.

El resultado de esta reyerta fue el arresto de los cinco jóvenes, que declararon el lunes en el Juzgado de Instrucción número 5 de Linares. Al final, el juez decidió que dos de los agresores fueran a prisión, mientras que los otros tres fueron desterrados de la ciudad de forma preventiva. Los agentes presentaron heridas de diversa consideración. Uno de ellos tuvo una fractura en las costillas y otro en el brazo. El último, sufrió una fuerte contusión en el pómulo, algo que casi le hace perder la visión.

Pero la agresión a policías más sonada fue la que ocurrió en la Estación Linares-Baeza, cuando, tal y como señalaron fuentes policiales, miembros del clan de Los Alicantinos acorralaron, con dos coches, a la patrulla de los agentes que se encontraban en la zona realizando un control rutinario. En este sentido, fueron víctimas de una paliza que, tras terminar, se trasladó al Hospital de San Agustín, donde más miembros del clan intentaron liberar a uno de los detenidos que se encontraba allí por necesitar asistencia.