Actualizado
martes, 24 enero 2017
13:27
h
URGENTE

Desmantela en Linares tres invernaderos de marihuana

Los agentes fueron agredidos con piedras, objetos y hasta disparos de arma de fuego por parte de un grupo de vecinos de la zona
Ver comentarios
|
10/01/2017

1Agentes de la Policía Nacional han desmantelado tres invernaderos que se hallaban en el interior de tres viviendas de la barriada de los Arrayanes de Linares, alimentados por diferentes y complejas instalaciones eléctricas que mermaban el fluido eléctrico al vecindario. En la operación policial los agentes fueron agredidos con piedras, objetos e incluso dispararos de arma de fuego. Se han incautado 1.500 plantas de marihuana en el interior de los inmuebles, 60 gramos de cocaína, filtros de extracción de aire, sistema de riego, máquinas de aire acondicionado, ventiladores, lámparas, productos de cultivo y crecimiento.

La investigación comenzó hace unas semanas, en base a las informaciones recibidas en antidroga@policia.es en torno a la existencia de una posible plantación de marihuana de gran tamaño que se encontraba en un domicilio de la zona linarense de Arrayanes. Ante tal información, se dispuso un dispositivo de vigilancia y prevención en dicha barriada, conocida por producirse en ella tráfico de estupefacientes a pequeña escala.

Fruto de dicha vigilancia e investigación se constató que eran tres las viviendas donde supuestamente se estaba desarrollando el crecimiento controlado de las plantas prohibidas. Los inmuebles presentaban sus ventanas tapiadas llamando la atención de diversos cables de fluido eléctrico que se introducían en los domicilios, así como el fuerte ruido producido por toda la aparatología que se encontraba a pleno rendimiento.

Realizada la entrada en los inmuebles los investigadores se encontraron con puertas blindadas que tuvieron que ser violentadas interviniendo en total 1.500 plantas de marihuana madurada para recolectar, filtros de extracción de aire, sistema de riego, máquinas de aire acondicionado, ventiladores, lámparas, productos de cultivo y crecimiento así como un sofisticado sistema de alimentación de electricidad. El proceso de desmantelación fue lento y laborioso durante toda la mañana y tarde, realizando varios traslados de las plantas incautadas hasta Comisaría. Al mismo tiempo, técnicos de la empresa suministradora de fluido eléctrico procedieron a la desconexión ilegal del mismo. Al oscurecer el día, las numerosas personas que se encontraban en el lugar fueron adoptando una actitud violenta y agresiva, llegando a arrojar a los vehículos policiales todo tipo de piedras y objetos contundentes, disparando contra los agentes con armas de aire comprimido, llegando a escucharse detonaciones de armas de fuego. Por otra parte, un grupo de varias personas encapuchadas y armados con bates de beisbol y otros objetos contundentes agredieron a varios de los policías que se encontraban para asegurar la zona, provocando lesiones a los mismos y dañando los vehículos policiales.

La intervención policial ha sido realizada por agentes de las Brigadas de Policía Judicial, Seguridad Ciudadana y Científica de la Comisaría Local de Linares.