Actualizado
viernes, 16 noviembre 2018
12:52
h
URGENTE

Tiempo y trabajo son claves para tener hijos

Natalidad. Desde 2008 en que se alcanzó el medio millón de nacimientos, la cifra no ha hecho más que bajar cada año
|
14/01/2018

El grado de estabilidad emocional y laboral junto con la flexibilidad horaria y la disposición de tiempo son los factores que más pesan a la hora de decidirse a tener hijos, según el VII Barómetro de la Familia elaborado por GAD3 para The Family Watch publicado a comienzos de esta semana.

Realizado a partir de 600 encuestas telefónicas en todo el territorio nacional, el trabajo fue presentado por la directora general de The Family Watch, María José Olesti; el presidente de GAD3, Narciso Michavila; y el secretario general de la Fundación Madrid Vivo, Carlos de la Mata, entidad que patrocina el estudio. Según expone, seis de cada diez ciudadanos querían tener hijos o tener más, decisión para la que es determinante en un 53,7% de los casos, contar con el apoyo del cónyuge. Un 44,7% pone en la balanza tener tiempo disponible para dedicar a los hijos, a un 41,5% le pesa tener estabilidad laboral y un 38,2% miró tener recursos económicos suficientes. Sólo para el 9,8% esta decisión tiene algo que ver el contar o no con apoyo de las administraciones públicas.

“Existe el deseo de mucha población fértil de tener más hijos. En el año 2000 no nacieron ni 400.000 niños. En 2008 tocamos picos de medio millón y desde entonces no ha hecho más que bajar y a pesar de la recuperación económica sigue bajando. Si la sociedad en su conjunto no nos tomamos esto en serio, el mayor problema que vamos a tener que debatir es el modelo demográfico”, ha señalado Michavila.

En este sentido, ha destacado que “el comportamiento de España es muy específico” en comparación con sus vecinos. “Hasta los 35 años de edad es la sociedad menos fecunda de la Unión Europea y a partir de los 35, lideramos el ranking mundial del número de hijos. Es un modelo de maternidad muy distinto”, ha comentado, para incidir en que si de media la aspiración es tener 2,4 hijos, los españoles están en la mitad y para remontarlo, la clave es una combinación entre estabilidad y tiempo. De hecho, un 90,2% de los encuestados está de acuerdo con que se apliquen medidas de flexibilidad en los horarios de entrada y salida del trabajo, el 85,5% cree que se debe fomentar el trabajo desde casa, un 78% considera que hay que fijar el final de la jornada laboral a las 18:00 horas y para el 58,9%, habría que adelantar una hora los programas de televisión con mayor audiencia. “Seguimos teniendo un modelo laboral incompatible con nuestra forma de vida actual”, comenta, tras recordar que mantener el huso horario de la II Guerra Mundial en lugar de recuperar el que corresponde a España por su posición geográfica, influye en este sentido. Considera que empresarios y políticos deben “empezar a debatir los horarios de trabajo”. “Lo están pidiendo los trabajadores”, apostilla.

En cuanto a la vida de las familias, el estudio indica que son menos de la mitad las que realizan al menos una vez al mes, actividades en familia como viajar, practicar algún deporte, ir al cine o ir a museos (sólo el 26,6% lo hace). El 55,7% sí lee en familia por lo menos mensualmente. Destaca además que del 29% encuestado que tiene hijos en edad escolar, un 75,9% quiere que acaben yendo a la universidad, lo que a juicio de Michavila significa que los españoles siguen “instalados en la titulitis” y que “suspende en Formación Profesional”.

Como cada año, el estudio lleva una batería de preguntas sobre redes sociales que, en esta ocasión, llama la atención sobre el hecho de que un 79,3% de los encuestados creen que en los últimos años “el incremento de la publicidad de apuestas deportivas fomenta la ludopatía entre los jóvenes” y que en internet “se ha proyectado una imagen sexualizada de algunos menores”. Un 91,6% está de acuerdo con que los hijos deben implementar filtros de contenido en el acceso a internet en el hogar, un 89,3% cree que se debe fijar un horario de uso de internet y de acceso a redes, el 88,7% opina que hay que supervisar el contenido del móvil de sus hijos menores y el 78,3% que ay que permitir el uso del móvil sólo en las ocasiones en que es necesario.

La realidad es que las mujeres tienen menos hijos que nunca en España y 2017 fue el segundo consecutivo en el que los decesos superaron a los nacimientos. El año pasado nacieron en España 408.384 niños, un 2,8% menos que en 2015, lo que supuso la cifra más baja desde 2001. La tasa bruta de natalidad fijó en 2016 su mínimo desde 1975, con 8,8 nacidos por cada millar de habitantes. Hace 40 años esta tasa alcanzó los 18, lo que se ha reducido más de la mitad en cuatro décadas.

Tamb ién se produce un mayor número de bodas, pero eso no redunda en más embarazos. El año pasado se casaron 172.243 parejas, un 2,0% respecto al año anterior. El descenso de la mortalidad está relacionado con el aumento de la esperanza de vida. Esta subió una media de 0,5 años hasta un nuevo máximo de 83,2 años en el caso de los hombres y 85,9 años en el caso de las mujeres, que viven cinco años largos más que los hombres de media.