Actualizado
domingo, 16 junio 2019
16:06
h
URGENTE

Pasión por el fútbol en México

Este jiennense conoce ya cuarenta países, empujado por sus negocios y su amor por el balompié. Su última aventura le llevó a entrenar a un equipo de Monterrey, la considerada ciudad más rica del país norteamericano

Se llama Juan Cortés Diéguez, tiene 32 años y es natural de Jaén. Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, cuenta con un máster en Mercados Bursátiles y Derivados Financieros y, además, tiene el título de Técnico Deportivo de Fútbol. “Desde pequeño, mi pasión siempre fue el fútbol, por lo que, de una forma u otra, tenía que dedicarme a algo relacionado con este deporte”, asegura. “Empecé, como todo el mundo, supongo, por las categorías de formación. Pasé por algunos equipos de la provincia de Jaén y ayudé en todo lo que podía. Aprendí mucho con la gente que compartí estos años”, deja claro.

De carácter inquieto, ya ha vivido en diez países, como Tailandia, Corea del Sur, Japón, Italia y, actualmente, México, aunque, en realidad, conoce 40 distintos. “Comencé los viajes por los negocios, pero ya voy adonde me toca entrenar”, asegura. “La persona que quiera crecer y mejorar tiene que salir de su zona de confort y exponerse a cambios y a riesgos”, reflexiona. “En el aspecto deportivo, pasé por algunos clubes de España, ya fuera como entrenador o colaborando en otros departamentos”, relata. “Fue en estos años cuando decidí que, para crecer en mi carrera deportiva, tenía que irme fuera sí o sí, ya que estas experiencias eran lo que me iba a dar un plus. Aproveché que tenía negocios en Tailandia para buscar allí clubes a los que dejar mi curriculum y ayudar y así conseguí estar moviéndome por equipos de distintas categorías”, dice.

Le habían salido un par de ofertas interesantes para China y Macao cuando un representante le comentó la posibilidad de ir a México. “Se trata de un proyecto muy ambicioso, que hace las cosas muy bien desde hace un par de años. Hablé con varios directivos del club y con el presidente y me trasmitieron toda la ilusión y las ganas en el proyecto. Desde ese momento, ya no tuve duda alguna de que iba a rechazar todo y me iba a México”, recuerda el técnico jiennense.

El equipo se llama Cinco Estrellas Club Deportivo, está en Nuevo León, Monterrey, justo al norte, muy cerca ya de los Estados Unidos. El jiennense es el primer entrenador europeo que llega a este país norteamericano. “Es una enorme responsabilidad y, a la vez, un orgullo, ya que, en esta liga, se confía mucho en los entrenadores locales. Eso es bueno y malo. Bueno, ya que apuestan por lo de casa, y malo, porque en la multiculturalidad es donde se consigue aprender y enriquecerte. Por eso venir aquí fue una apuesta personal”, reflexiona.

A Juan Cortés Diéguez le llamó la atención la repercusión que tiene el balompié azteca. “Viven por y para el fútbol. Yo pensaba que, en España, se sentía con pasión, pero nada comparable con lo que se mueve aquí. Por decirlo de una forma más vulgar, son enfermos del fútbol desde pequeños a mayores, hombres y mujeres”, juzga. En cuanto a su nueva casa, Monterrey, como sostiene, “es la ciudad más rica de México y la que tira de todo el país prácticamente”. “No es la de más población, pero sí la que tiene el mayor peso económico e industrial”, abunda el jiennense.

Respecto al club Cinco Estrellas, compite en Tercera División Profesional de México, lo que equivale a Segunda B en España, como el Real Jaén. Cuentan, aclara, con un gran respaldo de patrocinadores, de la afición y de organismos públicos. “Rápidamente me contagiaron de esas ganas y esa ilusión que tienen. Hay un buen grupo tanto en el campo como en los despachos. De hecho, el proyecto deportivo que hicieron, lo formaron alrededor de la idea del club y en el ámbito deportivo me pusieron a mí de encargado. Es un reto enorme”, sostiene.

el idioma en América

Juan Cortés Diéguez sonríe al recordar algunas de las vivencias en México, como las confusiones derivadas de algunas conversaciones. “Como siempre que está en un país que no es el tuyo, las mejores anécdotas ocurren con el lenguaje. A pesar de hablar español en ambos países, hay palabras que significan totalmente diferente y otras que directamente no tienen significado en un país y en otro sí”, recuerda. Y es que relata que, en los primeros días, cuando intervenía en alguna entrevista radiofónica o participaba en alguna rueda de prensa e, incluso, con los jugadores, notaba que algunos sonreían o que, directamente, comenzaban las risas. “Usas palabras que para ellos son malsonantes o que significan algo gracioso. Como saben que eres extranjero, no le dan importancia y no te lo dicen; tardé como tres semanas en enterarme de dos o tres palabras que no debería usar y que usaba 50 veces al día”, sostiene.

un trabajo de primera

“La liga es bastante competitiva, según pude comprobar desde el primer momento”, asegura el entrenador jiennense Juan Cortés Diéguez. El técnico también observa otra diferencia con respecto a la competición, ya que, en el país azteca, en su opinión, el deporte tiene una carga más física y menos técnica, como ocurre en Europa. También notó otro cambio, que es de su agrado, con respecto a la repercusión de su labor. “Creo que, a diferencia de lo que pasa en otros países, son más interesantes las categorías de Segunda y Tercera que la Primera. Esta se ve como muy lejana, mientras que la gente es más cercana a las categorías inferiores”, explica. “No me da tiempo a aburrirme, se pasan las horas volando y, cuando llego a casa, sobre las diez de la noche, voy directo a cenar y a descansar con la mente puesta en el día siguiente”, explica.

“si no te gusta la temperatura de la ciudad, vete y regresa en quince minutos”
idcon=12395131;order=15

Lo que más le gusta a este jiennense de vivir en México es, sobre todo, la posibilidad que le brinda gracias a su pasión, el fútbol. “Me ha sorprendido bastante y casi todo para bien. La comida es bastante buena.

Lo que menos, quizás es que me ha tocado vivir mucho calor aquí”, explica. De todos modos, Juan Cortés Diéguez recuerda un dicho local que asegura: “Si no te gusta la temperatura que hace en Monterrey, vete y vuelve en 15 minutos”. El motivo es que, en muy poco tiempo, como asegura, se puede pasar de estar a 40 grados a empaparte bajo una interminable lluvia.

“De Jaén echo de menos a mi familia y amigos, una salida típica por las tascas a tapear, pero nada que no se pueda hacer en diciembre cuando vuelva por Navidad. Así lo pillo con más ganas”, dice este jiennense que, mientras vuelve a su ciudad, deja claro: “Fue increíble cómo me recibieron desde el primer día, me ayudaron en todo y la adaptación fue más sencilla gracias a que fueron muy cercanos y me permitieron crear mi equipo”.

un brindis para recibir al técnico jiennense
idcon=12395139;order=17

Juan Cortés Diéguez, rodeado de otros responsables y equipo del club Cinco Estrellas, el equipo de Monterrey.

Repercusión en la prensa local
idcon=12395145;order=19

La noticia de la presentación del entrenador jiennense tuvo un gran tratamiento en la prensa local.

Día a día de un profesional
idcon=12395151;order=21

El trabajo de Juan Cortés Diéguez supone una gran implicación personal, con horas y más horas de trabajo para preparar cada uno de los encuentros.

un estadio que ya es su segunda casa
idcon=12395157;order=23

El jiennense, junto a uno de los jugadores, en el estadio del equipo mexicano que entrena.