Actualizado
lunes, 17 diciembre 2018
11:58
h
URGENTE

“No podría vivir sin música”

Carmen Buendía
Ver comentarios

• Actividad profesional: Cantante
lírica.

• Ese otro trabajo que le hubiera
gustado: Cuando acabé el Bachillerato descubrí que también me apasionaba la Historia del Arte, incluso llegué a matricularme en la Universidad, pero me no pude compaginarlo con el Conservatorio.

• ¿A qué dedica el tiempo libre?: - Me gusta ir a conciertos y a óperas, me encanta viajar, ir al cine y el ciclismo.

• Si pudiera pedir un deseo: La verdad es que poco a poco voy cumpliendo mis sueños, el que me quedaba se ha cumplido ahora. Hace un tiempo, en una entrevista dije que era un sueño poder debutar en el papel de Violeta, en la ópera “La Traviatta”, y ya he podido subirme a un escenario y rmeterme en su piel. Creo que después de esto no puedo pedir mucho más.

• Una película: “Los chicos del coro” quizás sea la película que marcó un poco mi vida y podría verla unas 30.000 veces más, que no me cansaría.

• ¿Qué cambiaría de la humanidad?: La mala educación que se ha extendido por el mundo, la falta de respeto por todo, desde la naturaleza hasta las propias personas, es algo que no soporto. El respeto es un valor que se está perdiendo y que debería primar ante todo.

• Un rincón entrañable de Jaén: Del que mejores recuerdos tengo es el parque de la Victoria, o de los patos, como se conocía antes, donde iba los domingos con mis padres a montar en bici y a desayunar chu

rros en el Kiosco del parque.

• ¿Qué le emociona de Jaén?: Sin duda, la belleza de nuestra Catedral.

• ¿Qué le pone furiosa de Jaén?: La poca cabida que tenemos los jóvenes artistas en el panorama cultural.

• ¿Qué música le gusta escuchar?: Generalmente siempre escucho ópera. Cuando quiero salir un poco de la música clásica, me gusta escuchar a la cantante Rozalén.

• ¿Qué es para usted el canto?: Empezó siendo un hobby que se convirtió en una pasión y finalmente en una profesión. El canto es lo que me ha formado como persona, haciéndome ser la que soy hoy, me ha enseñado a luchar por lo que quería, aunque no tuviese las circunstancias más favorables, a sacrificarme para llegar a donde yo deseaba y a no perder la ilusión nunca. Como decía Nietzsche, “la vida sin música sería un error”. Yo creo que no podría vivir sin ella y sin tener un público al que transmitirle todo lo que una partitura puede dar.

• ¿Cómo le gustaría que la
recordaran?: Como una persona que llegó a alcanzar su sueño con mucho esfuerzo y dedicación. Mis padres me inculcaron que, por muy alto que llegue, jamás he de olvidar quien soy y de donde vengo. La humildad es lo que debe caracterizar a un gran cantante, por lo que simplemente quiero ser Carmen Buendía, una chica de Jaén que se crió en el barrio de la Magdalena, estudió en los conservatorios de Jaén y Córdoba, pasó por varios coros de Jaén y llegó a Italia, donde pudo dedicarse al canto.