Actualizado
lunes, 21 agosto 2017
12:35
h
URGENTE

Agosto y los cacos

Ver comentarios

En pleno periodo de descanso después de todo un año de trabajo, la Unión de Cerrajeros de Seguridad de España (UCES) recomienda a la ciudadanía extremar las precauciones para evitar los temidos robos en los domicilios que quedan vacíos durante esta época de las vacaciones. La Dirección General de Tráfico (DGT) prevé más de 43 millones de desplazamientos durante el presente mes de agosto. Esto significa que millones de hogares quedarán a merced de los ladrones durante las próximas semanas. Según los últimos datos aportados por el Ministerio del Interior, el índice de robos con fuerza en domicilios ha aumentado este año en un 7,7%.

“Los ciudadanos están cada vez más concienciados de la necesidad de proteger sus hogares, sin embargo los ladrones también son más profesionales y utilizan técnicas más avanzadas; en la mayoría de los casos la cuestión es que las cerraduras de las puertas están obsoletas y desfasadas y en apenas unos minutos se puede acceder al interior de la vivienda”, comenta Manuel Sánchez Gómez-Merelo, el presidente de la UCES. “La puerta de nuestra casa es la clave para evitar que entren a robar, por eso desde la UCES se recomienda consultar a profesionales acreditados para saber cuál es el nivel de seguridad de acceso al hogar y las necesidades para garantizar su seguridad. Revisar la puerta y la cerradura antes de salir de vacaciones puede ahorrarnos un disgusto muy desagradable”, explica Manuel Sánchez Gómez.

La Unión de Cerrajeros de Seguridad advierte de que, antes de salir de vacaciones, se sigan unas recomendaciones básicas para evitar que los ladrones puedan acceder a los domicilios, como pueden ser:

Repasar la seguridad de los accesos a nuestro domicilio consultando con un cerrajero profesional acreditado por la UCES.

Comprobar las normas de seguridad de la cerradura: deben tener al menos tres puntos de anclaje al marco (superior, inferior y lateral). Las cerraduras con cerrojo de control, o con llave de seguridad con código único en Europa, son de gran utilidad para ausencias prolongadas, ya que aumentan notablemente la seguridad.

Instalar puertas blindadas con al menos dos puntos de cierre, evitando el espacio entre la puerta y el suelo para impedir introducir una palanca.

La instalación de dos elementos básicos como un escudo de seguridad y un cilindro reforzado implican un incremento de seguridad de quince y veinte minutos, que disuaden a los ladrones de entrar en la casa.

Comprobar que las puertas y las ventanas están bien cerradas. Si se trata de viviendas unifamiliares, hay que asegurar también las puertas del garaje y del jardín.

Cerrar siempre con llave, y evitar dejar estas escondidas en buzones, bajo el felpudo, dentro de las macetas o en sitios similares.

Añadir cerrojos interiores en lasventanas y en los balcones, para evitar así su apertura desde la parte exterior.

Instalar rejas en las ventanas accesibles desde la calle, dejando una distancia entre los barrotes menor a doce centímetros.

Dejar conectada la electricidad, para que funcione el timbre correctamente.

Fotografiar objetos valiosos y anotar el número de serie de aparatos electrónicos y electrodomésticos.

Por otra parte, la UCES recomienda que, en caso de necesitar los servicios de un cerrajero, los propietarios de las viviendas pidan siempre su identificación al profesional y comprueben sus credenciales.

La Unión de Cerrajeros de Seguridad de España es la federación del sector que agrupa a casi tres mil empresas de cerrajería de seguridad de toda la Península, y sus casi cinco mil profesionales adheridos representan a más del 95% de los cerrajeros asociados a ella. La UCES, en consecuencia, pone a disposición pública la lista de los profesionales que forman parte de la unión y que han cumplido unos estrictos requisitos para poder formar parte de ella, como son la adhesión a un código deontológico, su formación y actualización permanentes, así como un certificado de penales.