Actualizado
sábado, 24 junio 2017
22:15
h
URGENTE

Vía libre a “hacer pellas” por el calor en las clases

La Junta permite a los padres no llevar a sus hijos al colegio, a cuatro días de fin curso, en medio de críticas
  • Insoportable. Imagen de archivo de una clase a 28 grados, en una anterior ola de calor en Jaén.
    Insoportable. Imagen de archivo de una clase a 28 grados, en una anterior ola de calor en Jaén.

Bien, pero se tenía que haber tomado antes esta medida. Eso es lo que piensan padres y profesores sobre la decisión de la Junta que exime a padres a dejar de llevar a los niños al colegio hasta final de curso por el calor. “Lo veo bien, de hecho, se tenía que haber tomado antes esta medida, porque llega a cuatro días del final del curso”, explica Antonio Juárez, de la Federación de Asociación de Madres y Padres “Los Olivos”. Desde la entidad se apuesta por poner en marcha un plan que permita evitar estas situaciones en el futuro. “No se trata de poner aires acondicionados en todos los centros, sino de apostar por acciones de eficiencia energética”, reflexiona Juanes que también lamenta que Educación no haya reaccionado hasta la llegada de las quejas. La Unión de Trabajadores y Trabajadoras en Andalucía, Ustea, se expresa en términos parecidos. “Habrá lugares en los que haya que acometer reformas porque hace mucho calor, pero también hay otras instalaciones en la que se pasa frío en verano. El objetivo es mejorar la climatización”, deja claro José Ávalos, representante de Ustea.

La Dirección General de Ordenación Educativa de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía emitió una circular destinada a los centros educativos en los que informa de que, dada la situación excepcional de “ola de calor” en todo el país y las altas temperaturas que se registran en algunos territorios de la geografía andaluza, se considerará “justificada” la falta de asistencia del alumnado al centro durante los días que restan para la finalización del periodo lectivo ordinario, siempre que haya sido comunicada por la familia del alumno. En la nota interna, consultada por Europa Press, Educación, recuerda que el objetivo es garantizar el bienestar del alumnado y recuerda que la situación de calor no remite e incluso pueden alcanzarse temperaturas más elevadas en los próximos días. Sobre la elevada temperatura alcanzada en algunos centros, el Gobierno andaluz lo explica por el “sobrecalentamiento” en los edificios escolares.

La Consejería abre la puerta a la aplicación del principio de autonomía organizativa, para flexibilizar el horario del alumnado con la finalidad de adaptarse a las circunstancias de temperaturas excepcionales. Eso sí, se deja claro que el horario general del centro debe ser cumplido y que ha de garantizarse la evaluación.

CC OO denunciará cuando haya más de 27 grados en las aulas

El sindicato CC OO anunció que sus delegados impulsarán reclamaciones urgentes ante la Inspección de Trabajo cuando tengan conocimiento de centros educativos que superen los 27 grados centígrados de temperatura para “evitar riesgos en la salud” de alumnos, profesores y resto de trabajadores. La semana pasada, tras las protestas de varios centros, la Junta aseguró que se coordinará con los centros, las ampas y los ayuntamientos para abordar las necesidades de climatización y encontrar “la mejor solución en cada caso”. El secretario general de la Federación de Enseñanza de CC OO Andalucía, Diego Molina, advierte en un comunicado de que la actual ola de calor, en sus palabras, “origina altas temperaturas en las aulas andaluzas, incumpliéndose en numerosos casos la normativa de riesgos laborales y poniendo en peligro la salud del alumnado y de los trabajadores de los centros educativos”. Por ello, insta al profesorado a informar al sindicato si el aula supera los 27 grados para formalizar las quejas oportunas ante la Inspección de Trabajo. Conforme a la legislación actual, en los centros de trabajo sedentarios, la temperatura debe oscilar entre los 17 y los 27 grados centígrados, lo que puede aplicarse a los centros escolares.