Actualizado
martes, 25 septiembre 2018
20:40
h
URGENTE

Vertedero incontrolado de amianto en Andújar

La Policía Local halla restos de este peligroso producto en las afueras de la ciudad. Se investiga su procedencia
Ver comentarios
|
14/09/2018
  • INVESTIGACIÓN. Restos de uralita localizados en un vertedero incontrolado por la Policía Local de Andújar.
    INVESTIGACIÓN. Restos de uralita localizados en un vertedero incontrolado por la Policía Local de Andújar.

La Policía Local de Andújar detecta un vertedero incontrolado, ubicado a las afueras de la ciudad. En concreto, los agentes localizaron residuos en varios montones de escombros en los que había restos de “uralita”, la marca comercial del fibrocemento. Se trata de un producto que puede contener amianto, una sustancia altamente perjudicial para la salud humana y que está prohibida en España desde hace más de dos décadas, pues está comprobado que es cancerígena. Los residuos se encuentran junto a una vía de servicio que discurre en paralelo a la Autovía de Andalucía, a su paso por el casco urbano de Andújar. Los agentes han abierto una investigación y han dado cuenta a la Delegación de Medio Ambiente.

El fibrocemento y otros materiales de construcción muy populares, como la uralita fabricados a base de amianto, tienen un riesgo potencial de contaminación y para la salud muy alto. Mientras el material se encuentra en buen estado solo existe un riesgo latente, es cuando se deteriora o se fragmenta cuando se pueden desprender sus fibras. Las fibras de amianto pueden ser transportadas por el aire en forma de partículas que al entrar en las vías respiratorias pueden provocar cáncer de pulmón y más específicamente mesotelioma. Por ello, estos residuos deben ser retirados por empresas especializadas y no por particulares.

La Policía Local trata de averiguar la identidad de la persona que ha arrojado los restos de amianto en ese lugar. Los agentes recuerdan que los vertidos no autorizados están castigados con multas. En los casos más graves, se puede incurrir en un delito ecológico.