Actualizado
sábado, 15 diciembre 2018
21:03
h
URGENTE

Unidad para que la Plaza Cruz Rueda sea de José Román

Partidos políticos y colectivos reivindican la figura del conocido docente y escritor
  • PROPUESTA. Concejales y militantes del PSOE y de Jaén en Común, con representantes de colectivos culturales, sociales y vecinales.
    PROPUESTA. Concejales y militantes del PSOE y de Jaén en Común, con representantes de colectivos culturales, sociales y vecinales.

A un tiro de piedra del Ayuntamiento, concretamente, en la Plaza Cruz Rueda y bajo los azulejos que vinculan este recoleto espacio de la ciudad a la controvertida figura aquel jiennense, catedrático de Filosofía, biógrafo de Azorín, alcalde de Cabra (Córdoba) durante la Guerra Civil y colaborador con la dictadura en la depuración de maestros leales a la II República, concejales del PSOE y de Jaén en Común (JeC), junto a representantes de colectivos culturales, sociales y vecinales, reivindicaron el cambio de nombre de esta plaza y su dedicatoria a un hombre “muy conocido y querido” en la capital y allende los mares: José Román Grima, más conocido como Pepe Román.

Maestro de Primaria y colaborador de Diario JAÉN desde el año 1997 hasta su fallecimiento, José Román Grima (Chilluévar, 1948-Jaén, 2015) no solo destacó por el entusiasmo y la dedicación con las que ejerció su profesión hasta el momento de su jubilación, sino también por su intensa actividad literaria, como escritor de cuentos, obras de teatro infantiles, libretos musicales, poesía y artículos de opinión, y, sobre todo, por su amor a Jaén y por su caudal de solidaridad, coincidieron todos los intervinientes en su comparecencia ante los medios de comunicación.

La iniciativa para despojar de esta emblemática plaza el nombre de Ángel Cruz Rueda, que —como recordó el portavoz municipal del PSOE, Manuel Fernández Palomino— fue “depurador de maestros”, por el de José Román Grima, “un maestro con mayúsculas”, como lo definió, se produce a instancias de los socialistas, casi un año y medio después de que la Corporación en pleno aprobara la propuesta de reconocer la figura del docente poniendo su nombre a alguna calle o plaza y que, sin embargo, no se ha materializado aún.

La iniciativa, que ayer se registró en el Ayuntamiento, está avalada, además de por JeC, por colectivos como la ONG Quesada Solidaria, Iuventa, Metáfora, la editorial Liberman y las asociaciones vecinales La Merced y Arco del Consuelo, de la que Román Grima fue, además, su primer presidente. “Jaén tiene una deuda pendiente con Pepe Román y, en un momento en el que se reivindica que se haga política de cara a los vecinos, ¡qué mejor que hacerle un homenaje aquí, en el casco antiguo que tanto reivindicó!”, esgrimió el portavoz municipal de JeC, Manuel Montejo, que recordó de Román que fue una persona “a la que le dolía Jaén” y, sobre todo, su “capacidad de diálogo y consenso, inimaginables hoy, anteponiendo los intereses de Jaén, de sus vecinos y de sus barrios”. En su opinión, la propuesta “puede llevare a cabo y el Ayuntamiento debe estar a la altura de las circunstancias”.

“Lo pedimos los amigos [de Pepe Román], porque nos dejó marcados su trabajo”, justificó el secretario de Política Municipal del PSOE local, Julio Millán. Ensalzó al escritor de relatos, al hombre que dejó su huella en Guatemala y en Nicaragua, y sentenció que poner el nombre del maestro y articulista a esta plaza —algo que dijo esperar que “se haga lo antes posible”— sería de “justicia”.

“Queremos que las buenas obras de Pepe Román se continúen en Jaén”, subrayó el director de la editorial Liberman, Pedro Molino, y, desde “Quesada Solidaria”, su tesorero Juan Moreno destacó que la ONG le dio “la oportunidad de conocer” a un hombre tan conocido como querido aquí, en la capital, y en Nicaragua y Guatemala. “Hizo posibles —le loó— unas cincuenta escuelas y rehabilitado otras tantas. Se le ve como alguien que se entregó a ellos”.