Actualizado
sábado, 21 julio 2018
14:07
h
URGENTE

Una pistola cargada bajo el colchón

La Policía interviene varias armas en una operación que investigaba un robo
Ver comentarios
|
13/07/2018
  • OPERACIÓN “CAMARÓN”. Un policía muestra la pistola hallada en el registro y que estaba oculta bajo el colchón.
    OPERACIÓN “CAMARÓN”. Un policía muestra la pistola hallada en el registro y que estaba oculta bajo el colchón.

La Policía Nacional ha intervenido varias armas en la denominada operación “Camarón”, en la que se investiga el robo de repuestos mecánicos en una nave del Polígono de Los Olivares, perpetrado el pasado mes de mayo. Una de esas armas, en concreto una pistola, estaba oculta debajo de un colchón, cargada y lista para disparar en cualquier momento. Por ahora, hay dos detenidos, aunque no se descartan más arrestos.

La investigación comenzó a raíz de la denuncia presentada por un empresario jiennense. Los ladrones entraron en su nave y le sustrajeron gran cantidad de repuestos para automóviles, valorados en más de 7.000 euros. Además, cargaron la mercancía (embragues de motor, radiadores, sistemas de elevalunas, discos de freno...) en tres furgonetas que también eran propiedad de la víctima y se dieron a la fuga.

La Policía Nacional abrió, entonces, la denominada operación “Camarón”, que recayó en los agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV). Los investigadores consiguieron identificar a los presuntos autores del robo y, a partir de entonces, centraron sus pesquisas en una zona de casas de campo próximas al municipio de Mengíbar. En ese lugar fue hallado uno de los vehículos sustraídos días después del robo. Los agentes tenían información de que los ahora detenidos utilizaban una de esas viviendas como “base de operaciones”. Durante varios días, sometieron el lugar a una discreta vigilancia. Comprobaron que los ocupantes del domicilio tenían pautas de comportamiento extrañas y guardaban numerosas medidas de seguridad. Finalmente, los agentes reunieron los indicios necesarios para convencer a la magistrada Carmen Ballesteros de que concediera una orden de entrada y registro, que se ejecutó ayer por la mañana por parte de la Policía Nacional. En principio, lo que buscaban eran los recambios robados en la nave del Polígono de los Olivares el pasado mes de mayo.

Lo que no se esperaban los agentes es encontrar las armas. En concreto, hallaron una pequeña pistola de fabricación española y que contaba con una caja de munición. También descubrieron una escopeta de aire comprimido, pero susceptible de ser manipulada. En ese momento, procedieron a la detención de los dos hermanos. Los agentes recuperaron numerosas herramientas que, al parecer, proceden de otros asaltos y que se están analizando. De momento, a los arrestados se les imputan delitos de robo con fuerza y de tenencia ilícita de armas. Como curiosidad, una de las tres furgonetas sustraídas fue localizada por la Guardia Civil en San Lorenzo de El Escorial (Madrid). Había sido repintada y le habían colocado placas de matrícula falsas. La Comisaría mantiene abierta la operación “Camarón” y no se descarta que se realicen nuevas detenciones.

vigilancias y discretos seguimientos

Los agentes de la UDEV identificaron a los supuestos autores del robo prácticamente desde el primer momento. No obstante, faltaba saber cuál era su base de operaciones, es decir, el lugar donde almacenaban el material robado y desde el que colocaban en el mercado negro. Por ello, la Policía Nacional centró sus pesquisas en un chalé ubicado cerca de Mengíbar y que era utilizado por los dos detenidos.