Actualizado
viernes, 26 mayo 2017
19:22
h
URGENTE

“He aprendido que todos los partidos son iguales”

pepi alcántara
Ver comentarios
  • RELEVO. Pepi Alcántará presidirá “Objetivos Comunes” a partir de la próxima semana.
    RELEVO. Pepi Alcántará presidirá “Objetivos Comunes” a partir de la próxima semana.
Mano derecha de María Cantos, la presidenta de “Guadalquivir” llevará, a partir del lunes, las riendas de “Objetivos Comunes”, la federación de vecinos más importante de la capital. Anuncia que continuará las líneas de trabajo de la junta directiva saliente

Con 8 años de trayectoria en el movimiento vecinal, y estos 2 últimos, además, como vocal en la directiva de “OCO”, el lunes, presumiblemente, Pepi Alcántara será proclamada presidenta de la federación de vecinos más importante y con más historia de la capital. Un reto que asume con nerviosismo e “inquietud” hasta que —dice— se “ponga las pilas”, pero “sin miedo”: “Tengo claro quién soy y hasta dónde puedo llegar y me veo fuerte. Me siento muy respaldada”.

—La suya ha sido la única candidatura que se ha postulado por el liderazgo de “OCO” tras unas elecciones en 2013 tumultuosas. ¿A qué lo achaca?

—Creo que se debe al trabajo tan bueno que ha hecho María Cantos durante estos 4 años.

—Para muchos no ha sido raro que usted diera este paso para liderar “OCO”. De hecho, últimamente se la veía siempre al lado de Cantos.

—Se me veía mucho al lado de ella, pero no porque fuera nada especial. Simplemente, vivo en el barrio de Belén, que es donde mi marido y yo tenemos nuestro negocio y, como no tengo que rendir cuentas a nadie, la acompañaba porque me organizaba en mi trabajo.

—¿Qué aprendizaje ha sacado de estos 2 años?

—Que todos los partidos son iguales. Se echan la pelota los unos a los otros y, en resumidas cuentas, ninguno hace nada. Es duro, ¿verdad?

—Precisamente, su predecesora en el cargo decidió no optar a la reelección como presidenta de “OCO” por las limitaciones del movimiento vecinal para lograr que se materialicen reivindicaciones que, en algunos casos, acumulan años. ¿Para qué han servido tantas campañas, reuniones y actos como han realizado?

—Se han ido consiguiendo algunas cosillas. En mi barrio, se ha asfaltado una calle. Pero eso es algo insignificante con lo que Jaén necesita. De las grandes cosas, como acabar el centro de mayores de Santa Isabel, poner en marcha el tranvía, dar salida a la calle Antonio Díaz, nada. El casco histórico está falto de servicios y va cada vez peor. Está lleno de solares abandonados... Intentamos cambiarle el uso a la guardería de Loma del Royo y no se ha hecho una cosa, ni otra. Los dos años que he estado en la junta directiva han sido de darle que te pego a los mismos problemas y no se ha hecho nada. Por eso, he aprendido que todos son unos embusteros.

—¿Cuáles serán las líneas de trabajo de su junta directiva?

—Mi idea es seguir en la misma línea y continuar la campaña de “No puedo/No quiero verlo”. Lo hemos comentado y, seguramente, el primer acto será en Antonio Díaz, pero tengo que sentarme con mi directiva.

—Hay una renovación casi absoluta. ¿Qué cree que va a aportar?

—De las 12 personas que componen la junta directiva, menos Mari Ángeles Moral, de “Mujeres vecinales”, e Isabel Navarro, de “La Guita-Peñamefécit”, todos son nuevos y creo que puede servir para atraer a asociaciones que no están en ninguna federación y que, quizá, ahora, con Cantos, Miguel Castro y Pepe Bautista no se atrevían a estar o a volver, después de haberse ido hace 4 años.

—¿No ve posible la unidad del movimiento vecinal?

—Voy a trabajar por ello, pero no digo unir a las tres federaciones. Lo veo muy difícil. Por parte de los otros dos presidentes (de “Más Voluntades” y “Ciudadanos por Jaén”) no veo ganas.

—¿Cómo será la transición? ¿Tiene que dejar de presidir “Guadalquivir”?

—Mi asociación es ahora mi mayor preocupación. Mis 4 años como presidenta acaban el 31 de mayo y, como entre medias tenía esto de “OCO”, adelanté las elecciones al 26 de abril. Quería explicar a mis vecinos que iba a presentarme a presidir la federación, pero, como no ha habido elecciones en “OCO”, esto ha sido más rápido de lo previsto y el miércoles ya seré presidenta de la federación. No quiero que piensen que traiciono a nadie, ni que se enfaden, pero no hay nadie que quiera tomar el relevo de la asociación y yo no puedo con todo. Si me tengo que quedar como presidenta, lo haré. No voy a dejarla tirada, pero necesito que la gente del barrio se implique conmigo.

Un movimiento que engancha

Pepi Alcántara recaló, hace 8 años, en el movimiento vecinal “por casualidad”. Todo fue por un “problema” en la calle en la que vive, en el Ejido de Belén. El Ayuntamiento había proyectado su arreglo integral y “la obra se demoró mucho y era incómodo”. Bajó a la sede de “Guadalquivir”. Expuso los problemas y su expresidenta, Serafina García, de la que confiesa haber aprendido mucho, le replicó que necesitaba ayuda. “Solo estaban 3 mujeres y empecé a bajar, a ayudar”. Y se “enganchó”. ¿Por qué? “Porque, después de pedir las cosas 20 veces, consigues algo, y me gusta organizar y que las cosas se muevan”, responde, contenta.