Actualizado
lunes, 17 septiembre 2018
14:05
h
URGENTE

Una emoción que no se olvida

El Colegio Andrés Vandelvira celebra 40 años como baluarte de la educación
|
27/05/2018
  • EN FAMILIA. Francisca Cuadros, Francisca Benítez, Isabel Azañón, Francisca Medina, Concepción Rubio, Manuel Jiménez, Adelina Moreno, José Morente y Julio Montilla, durante la celebración del 40 aniversario.
    EN FAMILIA. Francisca Cuadros, Francisca Benítez, Isabel Azañón, Francisca Medina, Concepción Rubio, Manuel Jiménez, Adelina Moreno, José Morente y Julio Montilla, durante la celebración del 40 aniversario.

Fotografías y postales que guardan recuerdos cuanto menos imborrables para los socios fundadores del Colegio Andrés Vandelvira, que celebró su 40 aniversario en un escenario inmejorable, los salones del Restaurante “La Vestida”. A la ceremonia inaugural, que consistió en un acto conmemorativo en agradecimiento a los que un día decidieron emprender y fundaron un centro que cumple 40 años de apuesta firma por al educación, asistieron trabajadores del colegio, así como representantes de la Federación de Cooperativas Faecta y la concejal de Educación, Isabel Azañón.

“Llamativo y emotivo a partes iguales”. Así define Francisca Benítez, presidenta de la cooperativa, una celebración que quedará en la retina de todos los asistentes. “Los socios fundadores recibieron muchos regalos, entre los que se encontraban fotografías antiguas, postales y botellas de aceite”, señala la responsable, acerca de un acto tras el que pasaron al momento más ameno, un ágape amenizado por la banda musical Utopía. A buen seguro que los que asistieron al acto no lo olvidarán, pues los propios socios fundadores recordaron cómo “hace 40 años montaron la cooperativa”. “Los inicios fueron muy duros”, detalla Benítez, ya que algunos “llegaron a hipotecar sus viviendas”. En este sentido, fue una “apuesta” que salió bien, pues le vale hoy al “Andrés Vandelvira” para alzarse como baluarte de la educación, único en la capital de la provincia.

Así, la responsable de la cooperativa destaca el trabajo de un centro que se basa en valores como la “cercanía y la igualdad”. “Somos una escuela abierta, estamos mucho en la calle”, asegura Benítez, a la vez que pone en valor la labor de los padres y demás miembros de la comunidad educativa en aras de un colegio que cumple 40 años de buen hacer en materia de educación.