Actualizado
martes, 18 septiembre 2018
12:59
h
URGENTE

Una baja obliga al cierre del cementerio antiguo

El Ayuntamiento confía en que los problemas de personal para abrir se resuelvan ya la próxima semana
  • decrépito. El Cementerio de San Eufrasio presenta un gran deterioro.
    decrépito. El Cementerio de San Eufrasio presenta un gran deterioro.

El “inexplicable cierre” del Cementerio de San Eufrasio, que denuncia el grupo municipal socialista en el Ayuntamiento, ya tiene un porqué. Fuentes municipales aclaran que los problemas en el servicio se deben a una baja en el personal que está al cargo de estas instalaciones municipales. La solución a este problema llegará, como tarde, la próxima semana, conforme explica una portavoz del Gobierno local. No es el primer quebradero de cabeza que da este lugar de descanso eterno a la Administración local, ya que el cementerio está en muy mal estado, una circunstancia que, por ejemplo, obligó a apuntalar y a cerrar, con vallas metálicas, a parte de los nichos, tal y como se pudo ver el pasado Día de Todos los Santos, cuando los jiennenses acuden masivamente a visitar a sus seres queridos difuntos.

Los concejales del PSOE Francisco Estepa y África Colomo, junto con el responsable de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, Miguel Ángel Valdivia, acudieron al camposanto para constatar y denunciar que, como denunciaron, se encuentra cerrado al público desde el pasado mes de mayo. Estepa recordó que no solo hay jiennenses que acuden aún a honrar a sus seres queridos a este cementerio, sino que además es un lugar de Memoria Histórica de Andalucía.

Situado en el Paseo de las Cruces, el cementerio es obra del arquitecto Manuel López de Lara y se edificó en 1829. Es el lugar de enterramiento de numerosos personajes ilustres de la sociedad jiennense de los siglos XIX y XX y también de ejecuciones durante la Guerra Civil. En 2002 se clausuró para enterramientos y, en 2011, fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC). Hispania Nostra lo incluyó en su Lista Roja, por su mal estado.