Actualizado
martes, 21 mayo 2019
04:47
h
URGENTE

Un reto viral de lo más útil

La Purísima y Santa María de los Apóstoles recogen 93 kilos de basura de la Vía Verde de Jabalcuz
Ver comentarios
|
16/04/2019

Una suma de esfuerzos para contribuir a un bien común: el cuidado del medio ambiente. Los colegios La Purísima-Carmelitas y Santa María de los Apóstoles participaron de un “Trashtag Challenge” (el último reto viral que pretende eliminar basura de la naturaleza) en la Vía Verde de Jabalcuz.

“Cada vez, con más frecuencia, escuchamos noticias desalentadoras sobre la acumulación de residuos en ríos, mares o montañas, así como las terribles consecuencias que esto conlleva no solo para el medio ambiente, sino también para nuestra salud o para el desarrollo económico de las zonas que se encuentran afectadas. Por poner un ejemplo, como se advirtió en el Foro Económico Mundial de Davos celebrado en Suiza, se espera que para 2050 haya más plástico en el mar que peces si persistimos en este irresponsable comportamiento”, explican los organizadores como motivación para la puesta en marcha de la iniciativa.

De esta forma, ambos centros educativos decidieron unirse en este nuevo reto viral gracias al que los espacios verdes y todo tipo de espacios públicos de muchas ciudades lucen su mejor imagen. “Miles de personas han publicado en redes sociales imágenes del antes y el después de la limpieza de estos espacios naturales. Siguiendo este ejemplo, el alumnado se ha puesto manos a la obra bajo la coordinación del Proyecto Libera, en el que ambos colegios están inscritos”, afirman.

En concreto, fueron unos ochenta los alumnos de primero de Educación Secundaria Obligatoria los que, acompañados de sus profesores, procedieron a la limpieza de un espacio por el que transitan numerosos jiennenses a lo largo del día y que supone un referente de la ciudad, la Vía Verde de Jabalcuz. “A pesar de la aparente limpieza que presenta, los estudiantes recogieron a través de esta iniciativa un total de 93 kilos que separaron en residuos plásticos, papel, orgánico y vidrio”. Pero, además de la actividad, disfrutaron de una jornada de convivencia y de diversión en el medio natural.

El hecho de que ambos colegios participen en conjunto es debido a que realizaron sendas actividades de reforestación en el entorno del monte de Santa Catalina, este reto supone afianzar su compromiso con el medio ambiente en un acto de hermanamiento: “Están convencidos de que bajo esta premisa pueden conseguir más fácilmente los objetivos que se marquen”.

Ambos centros están inscritos en el Programa Aldea de la Junta de Andalucía y tienen integrados en sus programaciones didácticas aspectos curriculares relacionados con el ámbito medioambiental. “Con estas actividades lo que pretendemos es concienciar no solo al alumnado, sino también a la sociedad en general, de la importancia del respeto hacia la naturaleza y de su compromiso con ello”, concluyen.