Actualizado
sábado, 22 septiembre 2018
13:01
h
URGENTE

Un notable para los docentes

Los alumnos de la Universidad evalúan a sus profesores, que superan el examen con 8,06
  • EL ESTUDIO. Juan Gómez, Antonio Pascual, Juan Manuel Rosas y Alfonso Cruz, antes de la comparecencia.
    EL ESTUDIO. Juan Gómez, Antonio Pascual, Juan Manuel Rosas y Alfonso Cruz, antes de la comparecencia.

Los profesores de la Universidad de Jaén son bastante aplicados. Una vez al año, se vuelven las tornas y son los alumnos los que examinan a los docentes. Además, de manera anónima y concienzuda dentro de un estudio del Centro Andaluz de Prospectiva, que ha manejado 77.883 cuestionarios para examinar a 1.023 docentes. Acaban de salir los resultados, que dejan claro que los profesores de la UJA no tendrán que “recuperar”. El 95,1% del profesorado ha conseguido el aprobado, mientras que el 24,2% logra nada más y nada menos que un sobresaliente. La nota media se queda en 8,06 —sobre 10—, que no está nada mal.

Existe un 4,9% que necesita aplicarse algo más. De hecho, supondría entre 40 y 50 docentes de los 1.023 examinados. Sin embargo, como estos controles se hacen para mejorar, habrá medidas para que pronto estén “con el resto de la clase”. De hecho, tanto el director del Centro Andaluz de Prospectiva, Antonio Pascual, como el rector de la Universidad de Jaén, Juan Gómez, explicaron que cada docente tiene los resultados en su fichero informático para que conozca qué piensan sus alumnos de él. También llegan a los directores de centro, de departamento y decanos, por si hiciera falta tomar alguna medida excepcional. “En realidad, ellos son los que mejor conocen los casos particulares de cada docente”, afirma el rector, Juan Gómez. No obstante, está claro que estos controles sirven para “poner las pilas”. Quizá el mejor ejemplo es que la mitad de los profesores que “suspendieron” el año pasado han superado la evaluación en este ejercicio.

Un notable para los docentes
Un notable para los docentes

Juan Gómez pronto extrajo conclusiones de los resultados. Por un lado, deja claro que este “notable alto” —por encima del 8— no es casualidad, ya que llevan muchos años con esta nota. Asimismo, mira los resultados y afirma con satisfacción que existe un equilibrio total entre Las Lagunillas, Linares y SAFA de Úbeda, ya que sería preocupante que una sede saliera peor parada —indicaría que allí existe un problema—. “Estamos razonablemente satisfechos, pero tenemos que continuar mejorando. Contamos con una comisión que sigue la actividad docente, en la que participan varios vicerrectorados, directores de centro, decanos y alumnos que sirve para estar siempre en contacto con la actividad y atajar los problemas cuando surgen”, indica. Asimismo el rector no se olvida del día que se abandona la Universidad: “Valoramos la actividad académica, pero también la inserción laboral, por lo que trabajamos para desarrollar las competencias que valoran los empleadores”. Tampoco se olvidó de lo que representa el “talón de Aquiles” para todas las universidades, como es la asistencia a las tutorías: “Existe una enorme mejora respecto a otros años, pero hay que preguntarse por qué no asisten los alumnos. No estamos aún satisfechos, por lo que hay que insistir para que sean totalmente útiles”.

Por otro lado, el director del Centro Andaluz de Prospectiva, Antonio Pascual, ensalzó la importancia de que la Universidad de Jaén realice una evaluación externa para saber qué opinan los alumnos de sus profesores. Recuerda que este estudio garantiza la integridad de los datos, la confidencialidad del profesor y la privacidad de los alumnos. Se repartieron 77.833 cuestionarios para examinar a 1.023 profesores que trabajan en 63 titulaciones, 39 grados, 23 máster y 1 licenciatura, que están repartidos en 36 departamentos académicos.

Decisión. El estudio deja bastante bien a la Universidad de Jaén. Pero surge una pregunta: ¿la buena nota de los profesores influye a la hora de captar alumnos? El rector de la Universidad, Juan Gómez, considera que la elección de universidad obedece, más bien, a cuestiones de movilidad y, sobre todo, de cercanía. Por eso, más bien, entiende que esta alta consideración de los docentes vale para que los estudiantes elijan a la UJA convencidos de que tendrán una buena enseñanza o, lo que es lo mismo, para que no se marchen a otro lugar motivados por un rechazo a la oferta que aquí se ofrece. No obstante, la buena nota también influye a estudiantes de otra provincia que buscan una universidad para desarrollar una titulación determinada y que, cuando se tienen que decidir entre una sede u otra, opten por la de esta provincia porque cuenta con buena calidad docente.