Actualizado
domingo, 18 noviembre 2018
13:35
h
URGENTE

Un fallo informático bloquea seis juzgados en la capital

Los funcionarios llevan dos días sin poder trabajar con normalidad por la avería
  • UN ÚNICO SERVIDOR. La avería afecta a tres juzgados de lo Penal y tres juzgados de Instrucción.
    UN ÚNICO SERVIDOR. La avería afecta a tres juzgados de lo Penal y tres juzgados de Instrucción.

Llevamos dos días en los que no hemos podido hacer nada”, se lamentaban los funcionarios que, literalmente, estaban de brazos cruzados, con montañas de papeles y expedientes apilados sobre sus mesas de trabajo. La culpa de esta inactividad forzada es de un fallo informático, que mantiene bloqueados seis juzgados de la capital. En concreto, las fuentes consultadas confirman una avería en uno de los servidores, que ha provocado la “caída” del sistema procesal “Adriano”. Es la aplicación que permite gestionar los procedimientos judiciales en Andalucía. Desde el lunes, no funciona en seis órganos judiciales, sin que los técnicos hayan podido solucionar el problema todavía: “Nos han dicho que tiene que reiniciar el programa y que va para largo”, sostiene uno de los responsables de los juzgados afectados.

La avería se detectó a primera hora del pasado lunes, cuando los funcionarios acudieron a sus puestos de trabajo y, al encender sus ordenadores, comprobaron que el programa no respondía: “Ni tan siquiera funciona la fotocopiadora”, apostilla uno de ellos. Inmediatamente, la incidencia se puso en conocimiento de la Junta de Andalucía, que tiene transferidas las competencias en materia de infraestructuras judiciales. Sus técnicos trabajan a contrarreloj para intentar solucionar este fallo.

De momento, están afectados tres de los cuatro juzgados de lo Penal (el 1, el 2 y el 3) y tres de los cuatro juzgados de Instrucción (el 1, el 2 y el 3). Los seis órganos están ubicados en tres edificios que están prácticamente contiguos. En concreto, los inmuebles ocupan la esquina entre la avenida Ejército Español y la calle Carmelo Torres. Se da la circunstancia de que comparten el mismo servidor informático, lo que ha generado que la actividad esté paralizada en todos, simplemente porque los ordenadores no funcionan.

Y dentro del “desastre” se puede decir que, de momento, ha habido cierta suerte. ¿Por qué? Agosto es un mes prácticamente inhábil para la Administración de Justicia. La actividad es mínima, aunque la maquinaria no está, ni mucho menos, detenida. Los problemas más graves pueden comenzar mañana, ya que el Juzgado de Instrucción número 1, que sí está afectado, comienza su semana de guardia. Si la avería persiste no se podrá recibir declaración de detenidos, ni testigos ni imputados. Tampoco se pueden celebrar juicios, ni dictar sentencias ni consultar antecedentes penales ni expedientes, ni registrar denuncias, ni sacar autos o notificaciones.

Estos fallos del sistema son muy poco comunes. “No recuerdo una avería como esta, que nos haya tenido parados durante dos días”, asegura la responsable de uno de los juzgados, con más de dos décadas de trayectoria profesional. De momento, los técnicos de la Consejería trabajan en el reseteo del servidor informático.