Actualizado
martes, 25 septiembre 2018
20:40
h
URGENTE

Un estudio para que se aparque en línea en Maestro Bartolomé

Tráfico quiere ganar espacio para los peatones en la zona de Arquitecto Berges
  • MENOS ESPACIO. La parte delantera de los vehículos estacionados invade la acera en Maestro Bartolomé.
    MENOS ESPACIO. La parte delantera de los vehículos estacionados invade la acera en Maestro Bartolomé.

El personal técnico de la Concejalía de Seguridad Ciudadana, Tráfico y Transportes y de la Policía Local analiza cómo introducir cambios en una de las principales zonas de aparcamiento del centro de la ciudad, en las inmediaciones del Palacio de Justicia y a un paseo de la manzana comercial y de ocio. La idea, como anuncia el edil del ramo, Juan Carlos Ruiz, es modificar el modo en el que se estacionan los vehículos en Martínez Montañés y Maestro Bartolomé, dos vías paralelas entre sí y con Arquitecto Berges. El personal de este área realiza mediciones, desde hace días, para acabar con los estacionamientos que existen en batería para sustituirlos por otros en línea. “Se ganarán plazas y, además, se evitará que los coches invadan el acerado, aunque, por el momento, es solo una idea que estamos analizando”, explica el concejal de Seguridad Ciudadana, Tráfico y Transportes y de la Policía Local.

Solo hay que darse una vuelta por estas dos calles para comprobar que es complicado transitarlas si no es a pie o, lo que es lo mismo, las personas con discapacidad, que tienen que usar una silla de ruedas, los que empujan un carrito de bebé e, incluso, los que llevan uno de la compra, tienen notables dificultades en algunos puntos. Además, el Ayuntamiento, ya puestos a introducir cambios, quiere habilitar más lugares para aparcar motocicletas y ciclomotores y otros destinados a personas con problemas de movilidad.

Si se confirma esta modificación, será el “enésimo” cambio en la ordenación del tráfico, introducida por el equipo de Gobierno, a través de la Concejalía de Seguridad Ciudadana, Tráfico y Transportes. En Arquitecto Berges, después de solicitarlo los transportistas, se crearon nuevas zonas de carga y descarga y también se habilitaron lugares para dejar las motos en Muñoz Garnica o en Puerta del Ángel. Además, y esto es lo más importante, está restringida la circulación en un amplio polígono, que va desde el cruce de Roldán y Marín con Madre Soledad Torres Acosta y Rastro hasta la Carrera de Jesús y que incluye Las Bernardas y San Ildefonso. En este plan, Bernabé Soriano está reservada, por completo, a los viandantes y se introdujeron varias modificaciones en el sentido de la circulación. En paralelo a las modificaciones en la ordenación se ejecutan obras de mejora y renovación de la calzada, unas con mejor acogida que otras.

Actualmente, se interviene para ampliar el acerado en la calle Doctor Eduardo Arroyo y está anunciado otras obras en el entorno, con la idea de unificar la imagen de este acceso al casco antiguo. El alcalde, Javier Márquez, después de informar que se había culminado la renovación de la calle que une la Plaza de Santa María y el Camarín de Jesús, dijo que el siguiente paso era poner en marcha trabajos para renovar el pavimento entre el Ayuntamiento y la lonja de la Catedral.

Además, la semana pasada, técnicos realizaron mediciones entre San Clemente y la Plaza de la Constitución para recoger datos que permitan presentar el proyecto para ampliar el aparcamiento de la Plaza de la Constitución y construir viviendas y zonas comerciales en el solar del antiguo hipermercado Simago.

A la espera de abrir el parking del mercado
idcon=13490156;order=10

La asociación de industriales del Mercado de San Francisco confía en que hoy, por fin, se abra la segunda planta del aparcamiento subterráneo de la plaza de abastos. La idea era poner en servicio el parking al completo el pasado fin de semana, coincidiendo con las tradicionales compras para llenar las despensas antes de la vuelta al cole. No fue así y, desde entonces, los empresarios están a la espera de que se les concrete una fecha, sin que hayan obtenido respuesta a su idea de habilitar una zona como estacionamiento provisional, como se hizo tras el incendio que sufrió el aparcamiento, a finales de 2017. El último plazo que les ha dado la Concejalía de Mantenimiento Urbano expira hoy, por lo que los vendedores confían en que hayan culminado por fin las obras cuando abran los puestos. El problema es que la capa de asfalto extendida en la planta baja del aparcamiento no está todavía seca, este proceso tarda más tiempo del esperado por la adjudicataria de las obras. La imposibilidad de usar el parking al completo generó, el pasado viernes, algunas complicaciones en el tráfico de la zona.